El huracán 'Gustav' deja ocho muertos tras tocar tierra en Santo Domingo

  • Se prevé que alcance categoría cinco cuando llegue a Cuba y Jamaica · El Centro Nacional de Huracanes ha declarado la alerta máxima

Ocho personas murieron en la noche del martes al miércoles en un barrio de Santo Domingo, debido a un deslizamiento de tierra provocado por las fuertes lluvias que dejó el huracán Gustav a su paso por República Dominicana, informó a la prensa el director de la Defensa Civil, Luis Luna Paulino.

Según estas fuentes, los fallecidos eran miembros de la misma familia que habían permanecido en un refugio desde la tormenta Fay, que castigó Dominicana hace dos semanas, y decidieron volver a su casa por considerar que el peligro había pasado.

Luna Paulino explicó que al regresar a la vivienda, una gran piedra cayó encima de la casa y sepultó a las víctimas.

Las autoridades locales alertaron sobre el riesgo de nuevos deslizamientos de tierra debido al paso del huracán Gustav, que azotó el martes por Dominicana y Haití, donde dejó cinco muertos.

En total, más de 5.000 personas fueron evacuadas, 1.000 viviendas resultaron afectadas y los cultivos agrícolas sufrieron numerosos daños debido a este huracán, según las autoridades dominicanas, que mantienen 19 de las 32 provincias del país en alerta máxima.

El responsable recordó que las personas que viven en lugares vulnerables deben mantenerse en los refugios habilitados hasta que se levante la alerta y subrayó que todavía existe un alto riesgo de inundaciones y deslizamientos de tierra debido al paso de Gustav.

"Todavía persisten las precipitaciones, los suelos están saturados y todavía pueden ocurrir deslizamientos de tierra en varias provincias", subrayó Luna Paulino.

Además, el responsable subrayó que continúan los oleajes anormales lo que obliga a las pequeñas embarcaciones a permanecer en los puertos.

El huracán Gustav perdió fuerza este miércoles y ahora sus vientos son de 95 km por hora, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) en su último informe. Se trata del tercer huracán de la temporada 2008 en el Atlántico norte, que va del 1 de junio al 30 de noviembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios