El 83% de las gafas de sol se venden en comercios no especializados

  • Un estudio divulgado en la feria Expoóptica asegura que sólo el 17% de las ventas de este tipo de productos cumplen con la normativa europea

Un informe de la Asociación de Empresarios de Comercios de Óptica (AECOP) afirma que sólo el 17 por ciento de las gafas de sol que se comercializan son compradas en establecimientos especializados en el cuidado de la visión, frente al 83 por ciento que son adquiridas en mercadillos, puestos de top manta o tiendas de moda y deporte.

El estudio, divulgado por la feria Expoóptica que se celebra este fin de semana en Ifema para promover la salud visual y mostrar los últimos adelantos de la industria, señala que la mayoría de los consumidores adquieren las gafas de sol en lugares que no ofrecen todas las garantías necesarias para proteger los ojos.

Las ventas de gafas de sol no homologadas se han incrementado en los últimos años por la gran influencia que ejerce la moda y la estética, sin que los compradores tengan en cuenta si las lentes que adquieren cumplen las normas de calidad y seguridad adecuadas.

El 31 por ciento del total de las ventas se realiza en mercadillos y top manta, y la mayoría de estos productos no cumplen con las normativas europeas, por lo que su uso "puede llegar a ser perjudicial para la salud visual", advierte AECOP.

Para la asociación, incluso algunas de las gafas que se venden en otras superficies comerciales como tiendas de moda y deporte o grandes almacenes, tampoco llegan a ofrecer las máximas garantías de protección frente a los rayos ultravioleta.

Los productos ópticos que no cumplen las normativas europeas pueden producir lesiones oculares como cataratas, degeneración macular o fotoqueratitis y representan un grave riesgo para la salud ocular de los consumidores. La razón es que los cristales con tinte oscuro no protegen por si solos de las radiaciones ultravioleta, y a la hora de comprar es necesario tener en cuenta factores como los índices protección frente a este tipo de radiación o qué uso se le va a dar a estas gafas.

El 60 por ciento de las radiaciones se producen al mediodía, sin embargo, hay otros factores como el reflejo que produce la arena y el agua, que producen hasta un 30 por ciento de las radiaciones, o la nieve, que las dobla hasta alcanzar un 60 u 80 por ciento, según la altura de la montaña.

Por lo tanto, para esquiar se requieren unas gafas que garanticen una protección adecuada para evitar la denominada “ceguera del esquiador”, que se produce por un exceso de exposición a los reflejos de los rayos ultravioleta y que acarrea quemaduras e irritaciones intensas en la superficie de la córnea, además de querato conjuntivitis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios