El fiscal eleva de 39 a 124 años la petición de pena para Nanysex por 13 abusos sexuales

  • La Fiscalía ha descartado considerar delitos continuados y le acusará por cada uno de ellos

La Fiscalía de Madrid elevó ayer de 39 a 124 años de prisión la solicitud de condena para el pederasta Álvaro I.G., alias Nanysex, al estimar que cada vejación a la que sometió a cinco de sus víctimas, de entre 1 y 3 años, debe ser contemplada como un delito de abuso sexual individual, en vez de continuado como calificaba en su acusación inicial.

Tras el visionado de los vídeos, la fiscal modificó los ocho delitos continuados de abusos sexuales de los que acusaba a Nanysex por trece, diez de ellos con acceso carnal (10 años de cárcel cada uno) y tres sin penetración (3 años de prisión), con la agravante de abuso de confianza.

También se le imputó cinco delitos de corrupción de menores por grabar a los niños y difundir las imágenes por internet, penados cada uno con 3 años de cárcel. En cuanto a la responsabilidad civil, la representante del Ministerio Fiscal reclamó que indemnice con 440.000 euros a sus víctimas.

En contra de las acusaciones, la miembro del Ministerio Público estimó que no hay pruebas que acrediten el uso de la fuerza para doblegar a los menores. En cambio, los abogados Manuel Maza y Jesús Garzón, que representa a la Fundación Sandra Palo, consideraron que al menos en cuatro ocasiones Nanysex se valió de la violencia para someter a los pequeños. Del mismo modo, José Gómez Cansino recurrió a la violencia en una ocasión al golpear al pequeño en la cabeza.

Nanysex y sus discípulos tuvieron que enfrentase a las imágenes que grabaron. Sin embargo, desviaron sus miradas para evitar verlas. Hasta ahora, habían permanecido impasibles ante lo sucedido en las sesiones, a las que asistían con semblante frío. "Todos agacharon la cabeza", contó Maza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios