La familia de Madeleine sigue convencida de que la niña vive

  • El padre de la pequeña se aferra a la posibilidad de que alguien dé con el paradero de su hija

La niña británica Madeleine McCann lleva un año (y un día) desaparecida, pero sus padres no pierden la esperanza. Tras doce largos meses en los que incluso se llegó a apuntar hacia los McCann como presuntos autores de la desaparición de su hija, éstos siguen convencidos de que la pequeña sigue viva en algún lugar del planeta. Con motivo del aniversario familiares, amigos, y ciudadanos que quisieron mostrar su solidaridad a Gerry y Kate participaron en distintos oficios religiosos celebrados tanto en la localidad inglesa de Rothley, donde vive la familia, así como en el pueblo portugués de Praia da Luz, donde desapareció la niña.

Según manifestó al diario luso Publico el padre de la pequeña, Gerry McCann, ahora "hay muchas posibilidades de que siga viva". McCann reconoce que "encontrarla es lo difícil" aunque confía en poder hacerlo "con la ayuda del público". Así, pidió a "cualquiera que haya estado cerca de Praia da Luz", que "se devane los sesos" por si "vieron algo o a alguien que no reconocieran, o que era sospechoso, que estuvo cerca" y que así informen de ello de inmediato a las autoridades. La Policía portuguesa ha dado pocas pistas sobre su investigación, realizada bajo estricto secreto, pero no parece haber logrado avances en un caso que atrajo un enorme interés mediático desde sus comienzos. Los McCann regresaron al Reino Unido a inicios de septiembre pasado, después de que fueron nombrados sospechosos, en una medida que según el jefe de la Policía portuguesa fue una decisión "precipitada".

Anoche estaba prevista una vigila solidaria en varias localidades británicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios