Una experta en nutrición dice que consumir metilcelulosa no plantea problemas de salud

  • El uso de la sustancia en la cocina ha sido criticado por el restaurador Santi Santamaria

Comentarios 1

La catedrática de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Esperanza Torija, ha asegurado que la metilcelulosa es una fibra vegetal, que no plantea ningún problema para la salud de quien lo ingiere.

La metilcelulosa es una de las sustancias químicas mencionadas por el restaurador Santi Santamaria en su polémico libro La cocina al desnudo en el que afirma que "algunos cocineros -entre los que menciona a Ferrán Adrià- ofrecen un espectáculo mediático alejado de la preocupación por una alimentación saludable" y critica el uso de estas sustancias.

La catedrática explicó ayer que se trata de un aditivo que se obtiene de la celulosa, un componente habitual en hortalizas y frutas, y su uso está permitido como sustancia habitual en la alimentación, como lo puede ser el pimentón.

Esperanza Torija detalló también que la metilcelulosa tiene asignado el identificador E-461 y, pese a la mala imagen que este tipo de identificativos tiene, sólo significa que su uso está autorizado por la Unión Europea, ya que se han realizado todas las pruebas necesarias sobre su inocuidad.

Hace sólo unos años lo comenzó a utilizar Ferrán Adrià, quien lo usó inicialmente para conseguir la textura melosa de un jugo de granadilla.

Este producto, que en España fabrican cuatro firmas -Chem World (Grupo Molina), Coralim Aditivos, Helm Ibérica y Safic-Alcan España- y que ha sido criticado por Santi Santamaría recientemente, lo utilizan actualmente numerosos chefs de la cocina de vanguardia en todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios