El juez decreta prisión sin fianza para el hombre que agredió a Jesús Neira

  • Antonio P. R. está acusado de intentar matar a su víctima después de que éste le recriminara por pegar a una mujer · El estado de salud del profesor, que sigue en coma, ha empeorado en las últimas horas

El juez encargado del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda decretó ayer prisión sin fianza para Antonio P.R., el presunto agresor de Jesús Neira Rodríguez que está acusado de un delito de tentativa de homicidio.

Antonio P.R. declaró ante el magistrado -que sustituye a la titular del juzgado- dos días después de ser detenido en Alicante acusado de intentar matar a Neira, el pasado 2 de agosto, a las puertas de un hotel de Majadahonda (Madrid), después de que el profesor le recriminara por pegar a una mujer.

El acusado llegó ayer a las 10:15 a los juzgados de Majadahonda, donde le esperaban desde las 08:00 una treintena de periodistas. El juez retrasó durante dos horas la testifical del presunto agresor a la espera de conocer los informes forenses y el historial médico detallado del acusado, así como el parte médico actualizado de la víctima.

El equipo sanitario que atiende a Neira en el Hospital Puerta de Hierro ha comunicado a la familia que su estado de salud ha empeorado "en las últimas horas", según informó ayer el abogado de la familia de Jesús Neira, Javier Castro. El parte médico dado a conocer ayer indicaba que el profesor se encuentra en coma inducido, sedado y con respiración asistida.

En cuanto a Antonio P. R. -que entró en la sala "alterado e intratable", según fuentes presenciales-, el juez quiso conocer con detalle primero el estado de salud del acusado, a la luz de que su novia ha asegurado a los medios de comunicación que está en tratamiento debido a una politoxicomanía. Es preciso recordar que minutos después de la agresión, cuando fue detenido por primera vez por la Guardia Civil, Antonio P. R. llevaba consigo una papelina de cocaína.

El abogado Javier Castro afirmó ayer que la familia y los allegados de Jesús Neira "confían plenamente en la justicia para que se aclare todo lo que ha sucedido". Y aseguró que en este caso "existe una única víctima, que es Neira y su familia, y un agresor que está acusado de las gravísimas lesiones, y también existe la posible negligencia en la actuación de determinados hospitales de la Comunidad de Madrid".

Castro no quiso hablar sobre el posible caso de maltrato de Antonio P.R. a su pareja.

Tampoco calificó la actitud del acusado durante la vista, ya que él no la presenció, aunque sí dijo que si se demuestra que Antonio P.R. es toxicómano "eso no significaría nada", ya que "hay que tener en cuenta otros criterios para saber si su conducta en ese momento (de la agresión) era consciente".

"Nosotros consideramos que él era perfectamente consciente, y que actúa de esa manera porque quiere causar el máximo daño a Jesús, con lo que su conducta es dolosa y no se puede hablar de imprudencia", añadió, y destacó que el presunto agresor "no ha negado los hechos en ningún momento, y desde que fue detenido declaró que había pegado a un hombre".

El magistrado indicó que para presentar los hechos ante el juez se han basado en las filmaciones del hotel, "unos fotogramas que reflejan que existe una agresión brutal por parte de una persona contra Jesús, que le golpea por la parte de atrás y en la cara, cae al suelo y sigue siendo golpeado".

Castro aventuró que "las diligencias han sido largas y van a continuar en los próximos días pues es un caso complejo".

Por su parte, el abogado encargado de las diligencias del caso, Ricardo Ruiz de la Serna, no hizo declaraciones tras el juicio a pesar de que no se ha decretado secreto de sumario, argumentando que hay que actuar con prudencia para no influir en derechos de terceras personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios