Menos de 300.000 birmanos han recibido la ayuda de la ONU

  • La organización ha pedido a la Junta Militar de Myanmar la apertura de un puente aéreo o marítimo para acceder a las zonas devastadas por el ciclón 'Nargis'

Apenas 270.000 personas, menos de un tercio de los birmanos afectados por el devastador paso del ciclón Nargis, han podido recibir la ayuda de la ONU, once días después del desastre, lo que hace imprescindible un puente aéreo o marítimo, según señaló ayer esta organización, mientras la Junta Militar birmana se mantiene firme e insiste en controlar la distribución de la ayuda humanitaria.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) expresó su esperanza de que los gobiernos de Myanmar y Tailandia acuerden pronto la apertura de un corredor terrestre humanitario desde la frontera del segundo país hasta las zonas devastadas en el sur birmano.

La tragedia ha causado casi 23.000 muertos, 42.000 desaparecidos y unos 1.500 heridos, según cifras oficiales, aunque se cree que el número real de víctimas es mucho más elevado. "La ONU está extremadamente preocupada. Nos sentimos muy frustrados de no haber podido llevar más ayuda. Tememos una segunda catástrofe si no se ponen en el terreno medios suplementarios de ayuda", subrayó ayer la portavoz de la Oficina de la ONU para la Ayuda Humanitaria, Elizabeth Byrs.

"Por el momento, la nación no necesita a trabajadores humanitarios especializados", aseguró el vicealmirante Soe Thein, según recoge el diario oficial New Light of Myanmar.

Las necesidades de cientos de miles de damnificados "han sido satisfechas, en cierta medida", declaró.

Los países de la Unión Europea están dispuestos a destinar más ayuda económica y material para las víctimas, pero también piden a la Junta Militar birmana más facilidades de acceso para los trabajadores y garantías sobre el destino de la ayuda. El comisario europeo de Desarrollo, Louis Michel, indicó ayer que había obtenido un visado para poder entrar en el país e intentará convencer a las autoridades que dejen entrar la ayuda humanitaria para las víctimas.

"Los estados miembros prevén dar una ayuda financiera suplementaria, también en material, y acelerar el ritmo de la entrega", afirmó el secretario de Estado de Exteriores de Eslovenia, Andrej Ster, tras una reunión ministerial de urgencia de la UE para analizar la situación en Myanmar.

La Casa Blanca ha prometido 13 millones de dólares suplementarios para auxiliar a la población birmana, con lo que el total de su ayuda asciende a 16,26 millones.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de las más que posibles epidemias de dengue y paludismo.

Hasta ahora, las operaciones de socorro sólo han permitido responder a entre un 10 y un 20% de las necesidades de agua potable, víveres y materiales, según la ONU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios