La ayuda para Myanmar sigue siendo lenta e insuficiente

  • El primer avión enviado por EEUU llegó ayer a Rangún, junto a otro de Médicos Sin Fronteras

La ayuda internacional, entre ella la estadounidense, comenzó a llegar ayer a la portuaria ex capital birmana de Rangún, pero el suministro de los damnificados del ciclón Nargis es totalmente insuficiente, según organizaciones humanitarias.

El problema sigue siendo la Junta Militar, que permite sólo unos vuelos humanitarios en el país y acepta el suministro cuando el reparto se deja en manos de los militares birmanos.

Mientras, el primer avión militar de EEUU con ayuda aterrizó ayer en el aeropuerto de Rangún. El avión de carga de la Fuerza Aérea estadounidense, que había partido de una base en Tailandia, llevó a Myanmar 12 toneladas de ayuda humanitaria, incluyendo agua potable, mosquiteros y mantas.

Antes había aterrizado en Rangún una nave con ayuda humanitaria de la organización Médicos sin Fronteras. A ella le siguieron otros dos aviones con un total de 110 toneladas de ayuda.

El reto es, ahora, llevar la ayuda desde Rangún al resto del país, comentó el portavoz de la Oficina de Coordinación de los Asuntos Humanitarios de la ONU, Richard Horsey, que resaltó que la ONU está negociando con la junta militar en Naypyitav, la nueva capital del país, para persuadir a los militares de que otorguen visados a 60 expertos internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios