El avión impactó fuera de la pista con la cola, que luego se desprendió

  • Primera comparecencia de la Comisión de Investigación del accidente de Barajas

El avión accidentado en Barajas impactó primero en el suelo con la cola, en la zona aledaña a la pista, de forma que se desprendió la parte trasera. A partir de ese momento, el aparato se desplazó en el suelo a lo largo de 1.200 metros hasta su parada en una zona de arroyo, más allá de las pistas, informó ayer el secretario de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, Francisco Soto. El recorrido no fue continuo sino en tres saltos, tantos como los desniveles que el avión se encontró a su paso. Los investigadores del accidente no han hallado huellas de neumático u otras marcas del avión en la pista 36L, sino en la franja adyacente.

"La explosión del combustible en unas condiciones como las del accidente es un hecho que cabe esperar", indicó el secretario, quien añadió que no se puede asegurar que los tres desniveles causaran la explosión, aunque sí que los daños se fueran agravando. Soto puntualizó que todos los datos que ha aportado son preliminares y que habrá que confirmar con exactitud y contrastando diversas fuentes de información.

Sobre las piezas ya recuperadas citó los dos motores y la unidad de propulsión auxiliar, cuyo estado es "aparentemente de cierta integridad", y varios equipos de aviónica así como parte con tarjetas de memoria electrónica e información grabada. Soto añadió que el trabajo de campo durará meses y que todos los restos del avión se van a recuperar y proteger, se consideren o relevantes. La Comisión ha enviado a un laboratorio especializado de Londres las dos cajas negras del avión para que sean analizadas, ya que estaban muy afectadas por el impacto, según Soto.

Respecto a si él ha visto el vídeo de AENA, el secretario técnico afirmó que no lo ha visionado, lo que no significa que otras personas del equipo no lo hayan hecho. Soto señaló que la información de la cinta no será "cuantitativamente exacta" para determinar información en relación a este asunto.

Creada para esclarecer las causas de siniestros aéreos, la Comisión ha trasladado varias peticiones al juez encargado del caso, Juan Javier Pérez, quien ha accedido a todas ellas y ya ha dado las instrucciones necesarias para que se cumplan. Asimismo, Pérez ha recibido 18 dispositivos de grabación, como cámaras y teléfonos móviles, que la Guardia Civil requisó en las horas siguientes al accidente por contener imágenes del mismo, a cuyos autores se les ha imputado un delito de intromisión en el derecho a la intimidad de las víctimas. Mientras la Fiscalía General del Estado ha llamado a los afectados "a la plena confianza en la actuación policial y judicial, frente a cualquier conjetura o especulación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios