La mujer agredida en Navarra convivía con su marido y ambos eran argentinos

  • La Policía Foral ha solicitado la colaboración para dar con el paradero del agresor mientras que la mujer se encuentra en estado muy grave

La mujer agredida esta mañana con un cuchillo, presuntamente por su marido, en la localidad navarra de Sarriguren es Nora Gabriela Brizuela Ojeda, de 45 años, quien al parecer convivía en el domicilio con su marido, al igual que ella, de origen argentino, y dos de los tres hijos que tienen en común.

Según han informado desde el Ayuntamiento del Valle de Egüés, al que pertenece la localidad de Sarriguren, la mujer ha resultado herida muy grave tras ser agredida en su domicilio de la calle Nacedero del Urederra de Sarriguren con un cuchillo presuntamente por su marido, R.A.I.F, de 56 años, quien se ha dado a la fuga tras causarle cortes en tórax, espalda y cara.

La mujer se encuentra en estado muy grave y ha sido trasladada al Hospital de Navarra, mientras que la Policía Foral, que se ha hecho cargo de la investigación de este posible caso de violencia machista, ha solicitado la colaboración para dar con el paradero del agresor.

Se trata de R.A.I., de 57 años, quien ha huido en un turismo Ford Fiesta matrícula 90-47-DKW de color blanco y con un rótulo de empresa, para cuya búsqueda se ha montado un dispositivo, además de haberse facilitado estos datos al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

De acuerdo con la información facilitada a las 13.30 horas, todavía no había sido localizado, según ha informado el Ejecutivo foral en una nota.

Los hechos se han conocido cuando, pasadas las 8,30 horas de esta mañana, y en la calle Nacedero del Urederra de Sarriguren, una mujer ha salido a la ventana de su casa, sangrando, para pedir auxilio.

Los vecinos han alertado a Sos Navarra, que ha enviado al lugar a agentes de la Policía Municipal del Valle y a patrullas de Seguridad Ciudadana de la Policía Foral, que han comprobado que la víctima presentaba varias heridas causadas por arma blanca.

Según ha informado José Andía, alcalde del Valle de Egués, al que pertenece Sarriguren, la noticia de la agresión ha sido "un mazazo muy fuerte" para la localidad, cuyos vecinos desconocían que hubiera especiales desavenencias entre la pareja, cuyo tercer hijo se encuentra al parecer estudiando en Argentina, y tenían a esta familia por "gente normal".

Andía ha señalado que, según sus noticias, la pareja, que residía en una vivienda de protección oficial de la localidad, había pasado por "problemas económicos" el año pasado y los servicios sociales del consistorio le habían conseguido el verano pasado un empleo como limpiadora en la Escuela Municipal de 0-3 años.

El alcalde ha indicado que, tras hablar con los vecinos, éstos le han comentado que "no les constaba la existencia de maltratos" y tampoco el Ayuntamiento tiene constancia de denuncias de la mujer contra el marido, si bien a algunos de sus conocidos "les había comentado que tenía intenciones de iniciar un procedimiento de separación" del hombre.

Andía ha relatado que tras conocer los hechos se ha trasladado hasta la vivienda y allí ha podido ver "el espectáculo dantesco de sangre. Parece mentira que una persona haya actuado como lo ha hecho", ha lamentado, para señalar que el autor "se merece que caiga todo el peso de la justicia" sobre él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios