La administración agraciada de Castelldefels sólo vendió el 20 por ciento de lo décimos del 58.588

  • Si los hubiera vendido todos, el premio habría ascendido hasta los 120 millones, y no entre 20 y 30.

La administración número 1 de Castelldefels (Barcelona), situada en la avenida Santa María, repartirá entre 20 y 30 millones de euros en virtud del primer premio del sorteo de El Niño, que recayó en el 58.588.

Según explicó el administrador del establecimiento, Josep Sunyé, el local tenía consignados la totalidad de las 60 series, si bien únicamente vendió alrededor del 20 por ciento de lo décimos agraciados. De haber sido así, el premio habría ascendido hasta los 120 millones.

El lotero afirmó que todos los números fueron vendidos en ventanilla, al no tener constancia de que ninguna asociación hubiera jugado ese número.

En cualquier caso, Sunyé se mostró «muy feliz» por el premio y dijo no conocer con exactitud el alcance preciso de las cantidades repartidas por la dificultad de hacer los cálculos totales en un momento tan emocionante.

La administración no jugaba el 58.588 por ninguna razón en especial, ya que no formaba parte de los habituales del local. En local, abierto en 1974, repartió un cuarto premio del sorteo de El Gordo hace unos tres años, y cuando la propietaria era la abuela del actual lotero, también repartió un segundo premio de El Niño.

Se trata del segundo año consecutivo que El Niño recae íntegramente en Barcelona, después de que el año pasado resultara agraciada Terrassa, y también después de que el sorteo del pasado 22 de diciembre dejara un buen número de premios menores en Catalunya, pero situara los principales en Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios