Un padre no podrá acercarse al colegio de su hijo por coacción y desorden público

  • El Juzgado de lo Penal número 1 de Melilla ha dictado una orden de alejamiento de un centro de Educación Infantil de la ciudad contra un padre, después de que haya sido considerado culpable de una falta de coacciones hacia una profesora, así como desorden público.

Comentarios 3

Según han informado a EFE fuentes próximas a la docente, el Juzgado ha dictado la orden de alejamiento tras la denuncia formulada después de que el padre de un alumno de 4 años irrumpiera de forma "violenta" en clase, a la que no se le dejaba acceder con su hijo por haber llegado tarde.

Los hechos se produjeron el pasado 14 de enero pasadas las 09:20 horas, veinte minutos después del horario de entrada al centro, cuando la docente se negó a que el menor accediera al aula, ya que el hecho de llegar tarde se producía "habitualmente".

Ante tal circunstancia, el padre golpeó la puerta e increpó a la docente, que, según las citadas fuentes, intentó calmarlo con objeto de que los niños allí presentes no se asustaran.

Hechos similares se produjeron al día siguiente, cuando el niño volvió a llegar tarde a clase, lo que motivó a los responsables del centro público a llamar a la Policía ante la que se formuló la correspondiente denuncia.

Desde el Sindicato Autónoma de Trabajadores de la Enseñanza (SATE-STEs) se ha recibido con satisfacción el fallo judicial porque, aseguran, "insultar o agredir a un docente ya no sale gratis".

SATE apuesta por una concienciación colectiva que conduzca a un mejor funcionamiento de los centros, algo que será "beneficioso" para los escolares, aunque se precisa que mientras eso no suceda no queda otro remedio que el de "plantar cara a actitudes que bajo ningún concepto se van a tolerar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios