Menos ropa de abrigo y un gasto moderado marcarán las rebajas

  • Asociaciones de consumidores señalan que en el periodo que comienza hoy se van a reducir las compras compulsivas

Menos existencias en prendas de abrigo, contención en el gasto y en el crecimiento de las ventas con respecto al año anterior, protagonizarán, según consumidores y comerciantes, el primero y más importante periodo de rebajas del año que comienza hoy en la mayoría de comunidades autónomas.

Aunque las comunidades autónomas de Madrid, Castilla-La Mancha y Aragón comenzaron de forma oficial las rebajas el pasado día 2, el resto darán salida a los tradicionales descuentos de entre el 30 y el 50 por ciento a partir de hoy.

El secretario general de la Confederación Española de Comercio, Miguel Ángel Fraile, estima que cada español se gastará de media en este periodo de rebajas 260 euros entre los más de 100.000 comercios que cuelgan en sus escaparates el reclamo de descuentos a partir de hoy en toda España.

Fraile ha asegurado que los pequeños y medianos comerciantes calculan que facturarán 7.600 millones de euros, lo que supone el 15 por ciento de las ventas de todo el año.

A su juicio, estas ventas crecerán un 4 por ciento con respecto a las rebajas de invierno de 2007, si bien ha señalado que este aumento será inferior al registrado en años anteriores.

"Teniendo en cuenta la inflación, la cantidad de productos que se venderá prácticamente será la misma y el crecimiento de las ventas será la mitad que el año pasado con respecto a 2006", ha añadido.

Fraile también ha destacado que las temperaturas frías del pasado mes de diciembre han propiciado una mayor venta de prendas de abrigo antes del inicio de rebajas lo que supondrá, dijo, que quien quiera estos productos "tendrá menos donde elegir".

Precisamente, ocho de cada diez artículos vendidos estarán relacionados con la ropa y el calzado con descuentos que pueden alcanzar el 50 por ciento, mientras que la tendencia de los últimos años confirma la incorporación de las rebajas en los productos textiles de hogar y los electrodomésticos como atractivos para el consumidor en esta época.

El 40 por ciento de las ventas se realizarán en las tiendas multimarca o independientes, entre el 30 y el 35 por ciento en las cadenas especializadas y franquicias, el 15 por ciento en los grandes almacenes y un 5 por ciento en las tiendas outlet (ropa de otras temporadas a precio rebajado).

Las grandes superficies integradas en la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) esperan también superar en un 4 por ciento las ventas de las pasadas rebajas de invierno, y prevén recibir más de diez millones de clientes.

Los descuentos oscilarán, como media, entre el 10 por ciento para los productos de bazar y electricidad, y el 50 por ciento de los artículos textiles, por lo que la reducción media se situará alrededor del 30 por ciento.

Para la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu) este periodo de rebajas, a diferencia del año pasado, estará protagonizado por una contención en el gasto.

"Los ciudadanos han perdido poder adquisitivo, no hay tanto dinero para gastar estas rebajas", ha señalado la presidenta de Ceaccu, Isabel Ávila, quien vaticina una "moderación" en las compras de ropa y calzado.

En su opinión se reducirán las tradicionales "compras compulsivas" que se caracterizan por adquirir artículos por el simple hecho de estar rebajados sin tener en cuenta si son necesarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios