Temor en China por el riesgo de inundaciones

  • Más de 100.000 evacuados ante el posible desbordamiento de embalses y lagos

El desbordamiento de lagos y embalses por la inminente llegada de las lluvias se ha constituido en una nueva amenaza para las operaciones de rescate y reconstrucción tras el terremoto del pasado día 12, que ha dejado casi 89.000 entre muertos y desaparecidos, según las últimas cifras oficiales confirmadas ayer.

Una treintena de lagos formados tras la obstrucción de los ríos por el seísmo de 8,0 grados en la escala de Richter, que tuvo su epicentro en la provincia de Sichuán, corren peligro de desbordarse y las autoridades preparan planes de contingencia que incluyen el uso de dinamita para abrir vías por donde descargar el agua. Al mismo tiempo, 15 excavadoras han sido enviadas al lugar, preparadas también para limpiar de lodo y piedras el lago y cavar vías por las que se pueda filtrar el agua.

Los posibles derrames de las reservas ante la inminente llegada de las lluvias amenazan a por lo menos 700.000 personas y hasta el momento más de 100.000 han sido evacuadas, según Xinhua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios