El TSJ vasco sentencia que el despido por enviar mensajes privados desde el trabajo es ilegal

  • Una empleada de un 'súper' fue despedida tras usar una cuenta de correo externa en la oficina

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha condenado a una empresa regional de supermercados a readmitir o indemnizar con 23.000 euros a una trabajadora a la que despidió de forma "improcedente" por el uso "indebido" del PC de la empresa. Además, le impone el pago de las costas al incurrir en "un desprecio absoluto" en el derecho a la intimidad, al controlar el disco duro de su ordenador e incluso leer el contenido de sus correos electrónicos, lo que constituye "una intromisión en el secreto de comunicaciones".

La sentencia considera que la sociedad ha actuado de forma "inaceptable en términos constitucionales" y destaca que el uso para asuntos personales de un elemento propiedad de la empresa -como el teléfono, el ordenador o las taquillas- "depende de un debate constitucional" y no se resuelve "de forma expeditiva con un acto unilateral ni con una advertencia".

La cadena de supermercados alegó que la trabajadora, que formaba parte del personal de administración, tenía designado un PC, pero carecía de cuenta de correo electrónico. No obstante, denunció que ésta, a través de una página de internet, había enviado por email durante la jornada de trabajo mensajes "relativos a cuestiones personales" a otro compañero. En este sentido, recordó que "existe una expresa prohibición a utilizar los equipos informáticos y sus aplicaciones para fines ajenos al trabajo" y que así se le dijo a la empleada cuando empezó a trabajar. La empresa detectó los hechos analizando los mensajes de la empleada en el PC del receptor de los envíos, que sí tenía cuenta corporativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios