Spanair dice que el avión volvió por calentamiento excesivo en una toma de aire

  • El avión MD82 de Spanair siniestrado ayer tuvo un problema de calentamiento excesivo en una toma de aire antes de iniciar la carrera para el despegue y tuvo que volver a la puerta de embarque

El avión MD82 de Spanair siniestrado ayer tuvo un problema de calentamiento excesivo en una toma de aire antes de iniciar la carrera para el despegue y tuvo que volver a la puerta de embarque, ha informado hoy el subdirector de la compañía, Javier Mendoza.

En una rueda de prensa a la que asistió el presidente de SAS, Matss Jansson, propietario de Spanair, Mendoza ha explicado que el personal de mantenimiento de la compañía trató el fallo de acuerdo con los procedimientos de los manuales del avión, lo "aisló dentro de las condiciones para volar y fue despachado para volar de nuevo".

Detalló también que Spanair ha repasado el problema con inspectores de Aviación Civil y no ha encontrado "anormalidad" en el proceso, que fue realizado según los estándares del avión. "Se puede aislar el sistema quitando el interruptor que le da energía, lo que es una práctica normal para el vuelo", ha precisado Mendoza en alusión al manual para tratar problemas técnicos. Ha añadido que hay un documento que se llama "lista de equipos mínimos" que refleja esta situación.

Preguntado sobre si hay motivos para que dejen de volar los aviones MD80 o someterlos a alguna revisión especial como consecuencia del accidente, el director general de Spanair, Marcus Hedblom, ha dicho que "no hay ninguna razón para retirar los aviones de esta familia". También se ha explicado que aún no se había decidido si el aparato siniestrado iba a ser uno de los quince que la compañía preveía jubilar en su plan de viabilidad, ya que aún no se había cerrado la lista de los afectados.

Tras insistir en que la principal preocupación para la compañía en estos momentos es la atención y el apoyo a las víctimas y los familiares, Hedblom ha insistido en que ni SAS ni Spanair van a especular sobre los motivos del accidente y se han remitido a la investigación formal con las autoridades aéreas.

Sobre el estado de las cajas negras del avión, Mendoza ha declarado que se han recuperado y que "parece que alguna de ellas está dañada", pero que hay que descargar toda la información, lo que llevará tiempo, antes de sacar conclusiones. Los directivos de Spanair han insistido en su colaboración con las autoridades civiles tanto nacionales como internacionales, y han informado de que se han puesto en contacto también con la fabricante estadounidense de MacDonald Douglas, que en la actualidad es Boeing.

Durante la rueda de prensa, que congregó a numerosos medios nacionales y extranjeros, los periodistas insistieron en conocer detalles sobre el accidente, pero los responsables de Spanair se remitieron a la investigación oficial para "evitar confusiones y especulaciones".

Hedblom ha informado de que el número habilitado para ofrecer información a los familiares ha recibido más de 2.000 llamadas en las primeras horas de funcionamiento y que se han dispuesto dos aviones para transportar a familiares desde las Palmas, así como más de 400 habitaciones en hoteles cercanos al aeropuerto.

El presidente de SAS, Mats Jansson, ha contestado a la prensa que no ha pensado en las consecuencias económicas del siniestro, ya que han pasado sólo 24 horas y toda su preocupación se centra en las víctimas. Sobre las indemnizaciones, Hedblon ha señalado que están reguladas por contrato y que se trabajará con las aseguradoras, entre las que se citó a Egon, y con los familiares para hacerlas "lo más transparentes posible".

En todo momento, según Mendoza, el avión pasó todas las inspecciones pertinentes y la compañía cuenta con los certificados necesarios, ya que en Spanair "la prioridad es la seguridad". También ha señalado que el mantenimiento del avión lo hacen los servicios técnicos de SAS y que los talleres de los motores son Volvo en Suecia, la ITR (Industria de Turborreactores) de México y otros colaboradores, todos ellos aprobados por la Aviación Civil española.

En cuanto a las criticas del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), el director de Recursos Humanos, Héctor Sandoval, ha señalado que "en estos momentos la compañía cuenta con la solidaridad de todos los responsables sindicales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios