Pánico en China por el temor a nuevos seísmos

  • El Gobierno de Sichuan, la provincia más afectada por el terremoto, contabiliza ya 39.577 fallecidos en el desastre

Las alertas de nuevos seísmos de fuerte magnitud desataron ayer una ola de pánico en China, donde miles de personas se echaron a las calles para escapar a una eventual nueva catástrofe. Más de una semana después del desastre, el Gobierno de la provincia de Sichuan, la más duramente afectada por el terremoto, anunció que el balance en esa región ascendía a 39.577 muertos confirmados y 236.359 heridos.

Mientras las banderas ondeaban a media asta en el segundo día de duelo nacional, una advertencia de las autoridades sobre la posibilidad de fuertes réplicas desató el pánico. En las calles de Chengdu, capital de Sichuan, miles de personas aterrorizadas salieron a las calles llevando consigo colchones, sillas, ropa y otros bienes para alejarse de los edificios. Se crearon gigantescos atascos de tráfico cuando los automovilistas se dirigieron en masa hacia las afueras de la ciudad o a los espacios abiertos como parques y estadios. "Cualquiera que afirme que no tiene miedo está bromeando", afirmaba Zhu Yuejin, una joven de 23 años que pasó toda la noche en su coche.

La web del Gobierno local de Sichuan había advertido, citando a las autoridades sismológicas, de la inminencia de una réplica de magnitud 6 a 7 en la misma zona que la semana pasada se registró el terremoto de magnitud 8 en la escala de Richter. Sin embargo, Du Jianguo, un experto del Instituto Chino de Sismología afirmó que resulta imposible predecir una réplica con tanta exactitud. "No sé quién hizo esa predicción, pero personalmente no me lo creo", declaró a AFP.

Desde el terremoto del pasado día 12, ha habido más de 150 réplicas, de magnitud 4 ó más, incluyendo una de 5 grados que sacudió la región de Pingwu, cercana al primer epicentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios