País Vasco, Cataluña y Andalucía son las comunidades que más contaminan

  • Greenpeace denuncia que la Administración es "absolutamente permisiva" con los vertidos · La producción industrial, los residuos urbanos y los hidrocarburos son los enemigos del medio ambiente

Comentarios 2

El País Vasco, Cataluña y Andalucía son las comunidades con más focos de contaminación por vertidos industriales, de residuos y petrolíferos y, a la vez, las más contaminadas, según el informe Contaminación en España, presentado ayer por la ONG ecologista Greenpeace.

A bordo del Artic Sunrise, en el Muelle de España de Barcelona, Greenpeace ha iniciado con esta presentación una campaña, con el lema ¿Quién contamina?, que llevará a este barco de la organización por la costa para señalar a los principales responsables de la contaminación en España.

La responsable de la campaña, Sara del Río, ha denunciado que "la Administración es absolutamente permisiva" con los vertidos y ha reclamado "que se cree una agencia de control de la contaminación que al menos asegure que se cumple, como mínimo, la legislación comunitaria" en materia de residuos.

Julio Barea, también responsable de la campaña, ha señalado que "la connivencia entre el poder económico y el político es escandalosa, casi judicial", y ha asegurado que en España "las denuncias no van a ninguna parte" y "se contamina, pero no se paga", a diferencia de lo que ocurre en países como Francia.

Greenpeace denuncia con esta campaña que la contaminación del medio ambiente es el resultado de políticas industriales, de residuos y de transporte muy laxas y cómplices con la industria.

Así, ha recordado que en España el 100 por cien de la restauración de suelos contaminados se sufraga con fondos públicos, frente al 7 por ciento de Francia, o que descontaminar el Ebro de los vertidos de sustancias peligrosas efectuados durante más de un siglo por Ercros en Flix costará 200 millones, de los que la empresa "va a pagar muy poco".

La industria española reconoce el vertido al agua de 1,219.709 toneladas de contaminantes al año y este dato sólo se refiere a 44 sustancias peligrosas de las miles que existen. Otro dato "significativo" aportado por el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) es que la contaminación atmosférica provoca en España 16.000 muertes prematuras al año, diez veces más que la mortalidad anual por accidentes de tráfico.

Sara del Río ha situado 25 puntos negros en el País Vasco, 19 focos de contaminación en Cataluña y 15 en Andalucía, y ha señalado la coincidencia entre las comunidades con más focos contaminantes y las de mayor incidencia de cáncer, apoyándose en los atlas epidemiológicos de la Universidad Pompeu Fabra y del Instituto de Salud Carlos III. Del Río dedujo de estos informes (de carácter descriptivo, diseñados sin el objetivo de establecer relaciones causa-efecto) que casi 4 millones de trabajadores (el 25,4 por ciento del total) están expuestos a sustancias cancerígenas.

Greenpeace ha centrado su trabajo en los tres sectores que más contribuyen a esta situación. Según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, el 41,4 por ciento de la contaminación de suelos se debe a la producción industrial, el 15,2 por ciento al vertido y tratamiento de los residuos urbanos y el 14,1 por ciento a los hidrocarburos. Entre los casos concretos que se han comentado, además del mencionado de Ercros en Flix (Tarragona), están el del vertido de residuos tóxicos y radiactivos de Fertiberia y FMC-Foret en Huelva y la situación de contaminación crónica por hidrocarburos que sufre la bahía de Algeciras, por las gasolineras flotantes en aguas de Gibraltar. Greenpeace también ha reclamado "un calendario de cierre de todas las incineradoras de residuos" porque generan residuos "aún más tóxicos y peligrosos", y ha denunciado que en España, principalmente en Cataluña, se permitie quemar residuos en cementeras, "una práctica aún más contaminante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios