La ONU fija una hoja de ruta para proteger la riqueza biológica

  • La conferencia de Bonn finaliza con una nueva iniciativa de financiación

La conferencia de la ONU sobre Biodiversidad cerró ayer en Bonn dos semanas de negociaciones con una hoja de ruta que servirá de base para alcanzar un acuerdo legal sobre biopiratería en Japón en 2010, una cuestión polémica y debatida desde la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992.

El ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, calificó el resultado de "éxito" y aseguró que el mandato alcanzado en Bonn permite insuflar nueva energía a la Convención de Diversidad Biológica de la ONU y salir "del punto muerto" en que estaba. Gabriel destacó que de Bonn ha salido la primera hoja de ruta internacional sobre el "reparto de acceso y beneficios" entre quienes comercializan los recursos genéticos y los países de origen de éstos, uno de los asuntos más controvertidos del congreso.

El ministro anunció que entre los más de 190 miembros de la conferencia se han propuesto 65 millones de hectáreas para nuevas áreas protegidas, entre ellos por parte de países como México, Guatemala o Indonesia, dentro de la iniciativa voluntaria LifeWeb para acceder a fondos adicionales de financiación.

Varios países -entre ellos España- se han comprometido a hacer aportaciones para este fondo. Alemania y Noruega contribuirán con 500 millones de euros, cada uno, y Finlandia ya ha ofrecido 500.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios