La ONU busca recuperar la fe en un acuerdo sobre cambio climático

  • La cumbre en Cancún debería alumbrar un texto que sustituya al protocolo de Kioto

El responsable de las Naciones Unidas sobre cambio climático, Yvo de Boer, afirmó ayer que hay que fortalecer las "relaciones de confianza" entre los miembros de Naciones Unidas dañadas tras la cumbre climática de Copenhague.

En la segunda jornada del Diálogo Climático de Petersberg, que se celebra en Königswinter (oeste de Alemania) y que finaliza hoy, De Boer aseguró que el proceso negociador "quedó seriamente dañado" después de que varios países criticaran su exclusión del diálogo y abogó por intensificar la confianza y la transparencia del proceso.

El Diálogo Climático de Petersberg, que el domingo inauguraron la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente mexicano, Felipe Calderón, es un nuevo intento para proteger el clima global, con el que se pretende impulsar el diálogo internacional sobre la reducción de emisiones contaminantes con 45 delegaciones ministeriales de cara a la próxima Cumbre de Cancún (México).

Pese a que el objetivo de la ONU es que de Cancún surja un tratado vinculante de reducción de emisiones, que sustituya al Protocolo de Kioto una vez éste expire en 2012, De Boer abogó por consensuar una "arquitectura operativa" que permita seguir aumentando los objetivos de reducción.

Por otro lado, la secretaria de Estado española de Cambio Climático, Teresa Ribera, señaló que la Unión Europea no quiere "renunciar" a ese tratado pero comentó que aún no puede decirse si en Cancún podrá cerrarse un acuerdo global o si serán necesarios "tiempos más amplios". "Debemos gestionar las expectativas con cierto sentido de la realidad", apuntó Ribera y agregó que la lucha contra el cambio climático no es en absoluto "una cuestión sencilla", puesto que implica "la transformación del modelo de desarrollo de manera equitativa".

España ha anunciado una aportación de 45 millones de euros para el fondo de adaptación a los efectos del cambio climático de la ONU, una propuesta que, según Ribera, cosechó elogios durante la conferencia de Königswinter y que De Boer calificó de "alentadora" para el debate sobre la financiación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios