La OMS pide a los gobiernos apoyo para que donar sangre sea altruista

  • Las donaciones a cambio de dinero favorecen la ocultación de datos, creando un problema de seguridad

Las donaciones de sangre voluntarias y altruistas son la fuente más segura de sangre, y por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide a todos los gobiernos que den pasos para conseguir que el 100% de las donaciones lo sean. Con ocasión del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra hoy, la OMS señaló ayer que sólo 54 países en el mundo han conseguido llegar a un cien por cien de donaciones voluntarias. "Los donantes voluntarios lo hacen sin presión, coerción, ni pago de por medio, y por ello es mucho menos probable que oculten informaciones acerca de su salud o sus comportamientos que podrían hacerlos no aptos para donar sangre", señaló la OMS en un comunicado.

Tras las crisis históricas relacionadas con la transmisión de los virus del sida o de la hepatitis por problemas de seguridad o las inquietudes más recientes vinculadas a los priones, la OMS está obsesionada con transmitir tranquidad sobre una materia clave: sin sangre, hay que suspender muchas operaciones quirúrgicas que salvan vidas.

Aunque muchos países consideran casi imposible movilizar a la población para que done sangre si no es pagada o no hay algún interés familiar, la OMS puso ayer los ejemplos de China y de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) para demostrar que es posible cambiar los comportamientos en muy poco tiempo. En China, donde en 1998 el 80% de las donaciones eran pagadas o procedentes de miembros de la familia, se ha conseguido en 10 años llegar a un 98,5% de donaciones voluntarias y gratuitas. En los EAU se pasó de un 0% de donaciones voluntarias en 1990 al 80% en el año 2004 y el 97,6% en 2006. Para recompensar a los donantes habituales, China entregará este año las primeras medallas de oro, llamadas "medallas por la vida", a los donantes que alcancen las 20 donaciones voluntarias.

"El acceso a sangre segura es un componente clave de un sistema de salud efectivo y los donantes voluntarios son la piedra angular del suministro seguro de sangre", dijo Carissa Etienne, directora general adjunta para los Sistemas de Salud de la OMS.

Entre los 54 países que han alcanzado el cien por cien de donaciones voluntarias, los últimos han sido Tailandia, Turquía y Uganda. Pero para la OMS sigue siendo preocupante que en los países en desarrollo, donde vive el 80% de la población, menos del 45% del suministro de sangre sea donado. Estos países necesitan un suministro seguro para enfermedades que amenazan la vida, como la anemia en niños debida a la malaria y a la malnutrición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios