Mueren cuatro trabajadores en las obras del nuevo estadio de fútbol del Valencia

  • El encofrado de uno de los pilares se desplomó desde unos 12 metros de altura arrastrando en su caída a los obreros

Comentarios 1

Cuatro trabajadores, dos de nacionalidad española y dos latinoamericanos, murieron ayer en un accidente ocurrido cerca de las once de la mañana en las obras del nuevo estadio Mestalla del Valencia CF cuando el encofrado de uno de los pilares se desplomó desde una altura aproxima de 12 metros arrastrando en su caída a varios obreros y aplastando a otro que se encontraba bajo la estructura. El peso de las placas metálicas aparejadas al andamio que cayó asciende a entre 2.000 y 3.000 kilos.

Efectivos del cuerpo de bomberos y dos ambulancias se trasladaron a la avenida de las Cortes Valencianas para atender a los trabajadores, pero no pudieron hacer nada por salvar la vida de Luis Medano Sinchuguano Toapanda, boliviano de 38 años, casado y con dos hijos, y de Nelson Rocha, ecuatoriano de 24 años y también con dos hijos, que fallecieron en el acto. Los españoles Enrique Pradas Franco, de 25 años, y José Vilanova Rosas, de 22, murieron en los hospitales de La Fe y el Clínico de Valencia, a donde fueron trasladados con heridas muy graves.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, trasladó su pésame a los familiares de las víctimas y afirmó que la inspección de trabajo abrirá una investigación para conocer las causas del suceso. Mientras, el secretario de Salud Laboral de la MCA-UGT, Francisco Martí, afirmó que los primeros datos apuntan a que el siniestro se originó por un fallo en la maniobra "en el momento en que la grúa estaba colocando el andamio".

Las obras, tal y como se desprende de las primeras averiguaciones, cumplían con las medidas de seguridad, y los trabajadores llevaban el casco, los chalecos de seguridad y el arnés. El problema surgió cuando una grúa intentaba instalar junto al encofrado (formado por dos o tres placas metálicas) de esta torre un andamio, y cayó. De este modo, todo apunta a que existió, por tanto, una "falta de previsión" y un error de cálculo, de medición o de ejecución, pero no se hallaron "deficiencias en las medidas de seguridad", insistió Martí.

El arquitecto de la obra afirmó que los trabajos permanecerán interrumpidos hasta que se garantice la seguridad de todos los empleados. Los trabajos del Nuevo Mestalla se iniciaron en agosto del pasado año y previsiblemente habrán finalizado en la temporada 2009-2010.

La muerte de los cuatro trabajadores en la obra del Nuevo Mestalla, que se sumaron ayer al fallecimiento de otros dos trabajadores en Lugo y León, provocó una respuesta unánime de solidaridad de los grupos parlamentarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios