Los McCann están convencidos de que Madeleine sigue viva

  • Familiares y amigos participan en distintas misas celebradas tanto en Portugal como en el Reino Unido con motivo del aniversario de la desaparición de la niña.

Comentarios 3

La niña británica Madeleine McCann lleva un año desaparecida, pero sus padres no pierden la esperanza. Tras doce largos meses en los que incluso se llegó a apuntar hacia los McCann como presuntos autores de la desaparición de su hija, éstos siguen convencidos de que la pequeña sigue viva en algún lugar del planeta. Con motivo del aniversario familiares, amigos, y ciudadanos que quisieron mostrar su solidaridad a Gerry y Kate participaron en distintos oficios religiosos celebrados tanto en la localidad inglesa de Rothley, donde vive la familia, así como en el pueblo portugués de Praia da Luz, donde desapareció la niña.

Madeleine desapareció de la habitación del hotel donde pasaba las vacaciones con sus padres en el Algarve portugués el 3 de mayo de 2007, pero su padre Gerry, indicó que ahora "hay muchas posibilidades de que siga viva". Así lo manifestó en declaraciones al diario portugués 'Publico', donde además indicó que "es más probable que esté viva que cualquier otra cosa".

Gerry McCann reconoce que "encontrarla es lo difícil" aunque confía en poder hacerlo "con la ayuda del público". Así, pidió a "cualquiera que haya estado cerca de Praia da Luz", que "se devane los sesos" por si "vieron algo o a alguien que no reconocieran, o que era sospechoso, que estuvo cerca" y que así informen de ello de inmediato a la policía. 

A lo largo de este año, el caso de la pequeña se ha convertido en uno de los principales asuntos tratados en las páginas de sociedad de los diarios, principalmente por la intensa campaña de búsqueda emprendida por sus padres a través de distintas iniciativas promovidas por los medios de comunicación y por la polémica que, desde el principio a rodeado a la desaparición de Madeleine. Lo cierto es que las autoridades policiales tanto portuguesas como británicas siguen sin tener pistas convincentes acerca de su paradero.

Este sábado se celebraron distintos oficios religiosos tanto en Portugal como en el Reino Unido. Según el diario británico 'The Guardian', en la localidad británica de Rothley los creyentes celebraron el aniversario de la desaparición rezando por todos los niños cuyo paradero se desconoce. Asimismo, en Praia da Luz (Portugal), familiares de los McCann acompañaron a numerosos vecinos que celebraron una misa con la que recordar a la pequeña.

Además, a propuesta de varios diarios británicos, tenía previsto desarrollarse un encendido de velas en una acción denominada 'Ilumina el camino a casa', a partir de las 21:15 este sábado, hora a la que supuestamente Madeleine desapareció de la habitación en la que dormía junto a sus hermanos mientras sus padres cenaban con unos amigos en un restaurante cercano. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios