Investigan la muerte por cáncer de cinco empleados de un hospital de Valencia

  • Un juzgado de Valencia investiga el fallecimiento, en dos años, de cinco trabajadores de la cocina del Hospital Clínico de Valencia por diferentes tipos de cáncer.

Comentarios 1

La denuncia fue presentada en noviembre del pasado año por familiares de tres de los fallecidos, y tras su archivo inicial la causa ha sido reabierta por el juzgado para practicar diferentes pruebas.

La Fiscalía de Valencia se ha adherido a esta denuncia, que pide que se investigue la muerte de cinco empleados que trabajaban desde hacía años en la cocina del hospital, y que fallecieron entre febrero de 2005 y febrero de 2006 a consecuencia de un cáncer.

El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, ha dado a conocer hoy un informe del servicio de protección radiológica del Hospital Clínico elaborado el 30 de enero de 2007, que considera "absolutamente improbable" que esas muertes se deban a una fuga radiológica.

El informe dictamina que, "debido a la lejanía de la cocina respecto al Servicio de Radioterapia, y dado que éste cuenta con todas sus instalaciones perfectamente blindadas y verificadas tanto por el Servicio de Protección Radiológica como por el Consejo de Seguridad Nuclear, resulta absolutamente improbable que las patologías del personal de cocina sean consecuencia de la exposición a radiaciones ionizantes del Servicio de Radioterapia".

Fuentes de la Conselleria de Sanidad han explicado que, tras estos fallecimientos, y a instancias de los trabajadores, se celebraron dos reuniones en abril y mayo de 2007 para responder a sus dudas.

La Conselleria no ha recibido por el momento ninguna notificación judicial sobre este caso, según estas mismas fuentes, quienes también han señalado que una de las cinco muertes por cáncer estaba relacionada con la contaminación por amianto, lo que en su opinión descartaría la fuga radiológica como posible causa.

Además, los responsables del servicio de Oncología que realizaron un informe sobre este caso determinaron que no había riesgo y que todo respondía a "una alarma subjetiva".

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, ha achacado la muerte de los cinco trabajadores a "distintas razones y distintas causas", y ha explicado que, "ante la alerta de algunos familiares", el hospital "puso en marcha los controles oportunos".

Rambla también ha indicado que el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Clínico ha realizado exámenes de salud al personal de cocina que "no muestran relación con estos casos".

Además, ha indicado que se aportó un informe que establecía que todos los productos que se utilizaban en la cocina eran los habituales en una cocina, y que tampoco presentaban ningún problema.

El grupo socialista de Les Corts Valencianes ha anunciado que preguntará al conseller por las circunstancias que han rodeado estos fallecimientos, y por la gestión llevada a cabo "para tranquilizar a los trabajadores del centro y a la ciudadanía en general".

El portavoz de sanidad del grupo socialista, Ignacio Subías, ha afirmado que el conseller tiene la "obligación de dar las explicaciones pertinentes, con el único objetivo de aportar la claridad y tranquilidad necesarias a casos donde la rumorología y la desconfianza se suelen disparar".

El sindicato UGT-PV ha advertido de la necesidad urgente de aplicar las medidas de prevención que ha programado la dirección del centro en los servicios de radiología y de cocina, y ha pedido que se aclaren los hechos y las responsabilidades.

El sindicato considera que se trata de un problema que, "con suficiente previsión, se podría haber resuelto", pero "se ha optado por el silencio, hasta que el juzgado ha reabierto el caso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios