La Iglesia anglicana da luz verde a la ordenación de mujeres obispos

  • El sector más conservador rechaza la presencia de la mujer en la jerarquía

El Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra autorizó ayer la ordenación de mujeres obispos, un asunto muy polémico que ha provocado una gran división en su seno entre liberales y conservadores.

Tras un debate de más de seis horas, los miembros del Sínodo General, reunido en York desde el pasado viernes hasta ayer, votaron a favor de la ordenación de mujeres obispos. Esa Iglesia -que ordenó por primera vez mujeres en el sacerdocio en 1994- ya se comprometió hace dos años a aceptar la ordenación de mujeres obispos. No obstante, había que decidir los pasos que hay que dar y la manera de acomodar a los conservadores que no aceptan la autoridad de una mujer. De hecho, más de 1.300 clérigos habían amenazado con dejar esa comunión si no se garantiza a los tradicionalistas el derecho a no reconocer a las mujeres obispos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios