Heridos leves dos españoles en un accidente aéreo en Honduras

  • El aeropuerto en el que se produjo el siniestro, que se ha cobrado cinco vidas, es uno de los más peligrosos de Centroamérica.

Dos españoles figuraban entre el pasaje de un avión de la aerolínea salvadoreña TACA, que se salió de la pista el viernes cuando aterrizaba en Honduras, dejando cinco muertos y decenas de heridos. Todo parece indicar que un fallo mecánico fue la causa de un espectacular siniestro en el que la aeronave se estrelló contra una tienda, en un aeropuerto precario, de pequeño tamaño y rodeado de barrios, que está considerado uno de los más peligrosos de Centroamérica.

El vuelo 390, que procedía de San Salvador con 135 personas a bordo, se estrelló contra una tienda tras intentar aterrizar con mal tiempo en el aeropuerto Toncontín de la capital, Tegucigalpa, considerado uno de los más peligrosos de Centroamérica. Los transeúntes intentaron ayudar a evacuar a los heridos y a localizar a los fallecidos, pero no pudo evitarse el saldo de cinco muertes y 80 heridos.

La aerolínea dijo que en el accidente podría haber sido importante la longitud de la pista y la humedad, mientras que las autoridades aeroportuarias atribuyeron el desastre posiblemente a un fallo mecánico. Entre los fallecidos se encuentra el capitán de la nave y el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Harry Brautigam, quien murió de un paro cardíaco, dijo a periodistas el presidente de TACA, Alfredo Schildknecht.

Los servicios de emergencia sacaron a los pasajeros que quedaron atrapados entre los hierros del Airbus 320, que quedo partido en tres partes. "El piloto nos dijo que no podía aterrizar porque estaba nublado y dio varias vueltas. Después tomó la pista (...), de repente sentimos un ruido y estábamos tratando todos de salir desesperadamente del avión", dijo el pasajero Mario Castillo, herido leve, a la televisión de Honduras.

Dos de los 80 heridos resultaron ser pasajeros españoles. Alfonso Martínez Borvey y Jorge Castelblan, que sufrieron heridas leves que les obligaron a ser atendidos por las autoridades sanitarias y asistidos por la Embajada española en Honduras, según confirmaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Gobierno de Honduras anunció el cierre parcial del aeropuerto internacional de Toncontín, en Tegucigalpa, tras el accidente que ayer se produjo en la pista de aterrizaje. Según anunció el Ejecutivo hondureño en un comunicado, el aeropuerto internacional sólo podrá recibir aeronaves A y B, que sólo pueden albergar hasta 42 pasajeros. Los aviones de categorías C y D, y de mayor rengo despegarán y aterrizarán en la pista de la Base de Palmerola de Comayagua, que se habilitará con carácter de emergencia.

Las Fuerzas Armadas de Honduras coordinarán a partir de ahora las tareas de seguridad, migración, pago de las tasas aeroportuarias que se desarrollarán en la citada base militar. Asimismo, el comunicado del Gobierno urge a los sectores del país, y en especial a los medios de comunicación, a respaldar las instrucciones del anuncio, con el fin de que Honduras y en particular Tegucigalpa no vean su imagen afectada ante la comunidad internacional tras el suceso que ayer se produjo en la capital.

Por último, se pide a las empresas concesionarias del aeropuerto de Toncontín que vigilen "de manera escrupulosa" el cumplimiento de las medidas de seguridad. El aeropuerto de internacional de Toncontín se enclava en medio de cerros arcillosos rodeados de barrios y con el paso de los años se ha quedado en medio de la ciudad. Las instalaciones cuentan con equipos de navegación. El 31 de octubre de 1989 un accidente dejó 131 muertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios