Última hora Trasmediterránea anuncia la salida del ferry para esta tarde. Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto

La Guardia Civil investiga la agresión de una menor a otra en Colmenarejo

  • Aunque la agredida es de nacionalidad ecuatoriana, la alcaldesa niega que se trate de una agresión xenófoba, sino de una simple pelea entre jóvenes violentos

Comentarios 12

La Guardia Civil investiga la agresión sufrida por una ecuatoriana de 14 años en Colmenarejo (Madrid) por parte de otra menor de nacionalidad española cuyas amigas grabaron los hechos y los difundieron a través de mensajes de móvil y de internet.

La agresión tuvo lugar el pasado día 23 por la tarde en un descampado de la localidad, según ha explicado la alcaldesa, María Isabel Peces-Barba, y en el vídeo grabado se ve cómo una joven golpea repetida y fuertemente a otra en la cabeza y el resto del cuerpo, hasta que la víctima queda tendida en el suelo sin moverse.

El vídeo, de poco más de un minuto, es grabado por unas amigas de la agresora, que se ríen y animan a la agresora, a la que llaman Belén, gritándole: "dale, dale" y "písale la cabeza", hasta que la víctima yace inmóvil en el suelo.

Para la alcaldesa de la localidad, María Isabel Peces-Barba, no se trata de una agresión xenófoba, sino de una simple pelea entre jóvenes violentos.

El vídeo de la agresión se difundió a través de internet y de mensajes de móvil entre los habitantes de Colmenarejo durante varios días y finalmente alguien lo envió a la Policía Local en un CD.

Los agentes informaron a la alcaldesa, quien lo puso en conocimiento de la Guardia Civil, y el sargento de este cuerpo habló con la familia para que presentaran una denuncia con un parte de lesiones, lo que ocurrió el día 29.

Según ha explicado una hermana de la víctima, Marcela, al portavoz de la asociación hispano-ecuatoriana Rumiñahui, Raúl Jiménez, las agresoras habían golpeado a una chica del mismo centro educativo con anterioridad, y su hermana María José había defendido a una de sus compañeras.

El día 23 la joven fue conducida al lugar del suceso "con engaños", las chicas españolas cometieron la agresión y amenazaron a la víctima si denunciaba los hechos.

Pocas horas después María José acudió al centro del salud de Galapagar porque tenía diferentes golpes y sufría un "fuerte" dolor de estómago, y el martes pasado la familia decidió denunciar los hechos, según ha detallado Marcela, que ha destacado que la familia "no tiene ningún temor" y no abandonará el pueblo.

La familia de María José ha decido emprender acciones judiciales contra las personas que participaron en la agresión, según ha explicado a Efe el embajador de Ecuador en España, Nicolás Issa Obando, quien ha visitado a la víctima y a sus allegados este viernes.

El embajador ha dicho que la menor está "golpeada en lo psicológico y lo físico", pero es "una chica fuerte e inteligente que con una adecuada ayuda psicológica va a salir adelante".

Issa Obando ha pedido a las autoridades españolas una investigación "rigurosa", y ha ofrecido a la familia de la víctima los mecanismos legales necesarios para que lleven a cabo la acción judicial.

El embajador ha dicho que no sabe si se trata de una agresión racista o no, ya que eso lo determinará la investigación, y ha destacado que estos sucesos "son excepcionales", ya que en España se trata bien a los ecuatorianos, "de manera positiva, con afecto y cariño".

Tanto la asociación Rumiñahui como la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (FENADEE) han condenado la agresión, aunque no han podido precisar si tiene un origen xenófobo.

Por su parte, el presidente del Movimiento Contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, ha pedido a la Fiscalía que actúe con el máximo rigor, de manera que a las agresoras se les pueda imputar un delito de lesiones y no únicamente una falta.

Para Ibarra en la agresión hay rasgos xenófobos, ya que "no hace falta una carga ideológica para que exista carga xenófoba".

El Defensor del Pueblo ha pedido al fiscal general del Estado información sobre la agresión, así como del resultado de la tramitación del expediente que incoe la Fiscalía del Menor, mientras que el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha abierto un expediente para investigar las causas del suceso.

Asimismo, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto una investigación para determinar si con la difusión de las imágenes de la agresión se ha vulnerado la ley de protección de datos.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha condenado "la salvaje agresión" sufrida por la menor ecuatoriana y ha expresado su deseo de que las agresoras "sean condenadas con la dureza que merece su brutalidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios