El Gobierno recurrirá la versión valenciana de Ciudadanía

  • El PP mantiene su apoyo a la objeción de conciencia "hasta que no haya un pronunciamiento definitivo del Supremo".

El Ministerio de Educación ha anunciado hoy que recurrirá la orden sobre Educación para la Ciudadanía (EpC) anunciada por la Comunidad Valenciana y que prevé que la asignatura se imparta en inglés y que se apruebe con la entrega de un trabajo sin necesidad de asistencia a clase.

En este sentido, la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, advirtió que los alumnos que no asistan a clase "difícilmente obtendrán el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO)". Por su parte, el PP reiteró su apoyo a la objeción de conciencia sobre esta asignatura, una postura que no abandonará "hasta que no haya un pronunciamiento definitivo del Supremo".

Tras este anuncio, Almunia, tildó el decreto de "ocurrencia" y apuntó que el Gobierno está "dispuesto a debatir" con las comunidades autónomas del PP sobre ideas o propuestas que "puedan ser útiles para las familias" pero no sobre iniciativas como ésta. "Siempre estaremos dispuestos a hablar, pero nunca para abordar ocurrencias".

De este modo, la secretaria de Educación se mostró crítica con la decisión de la Comunidad Valencias, sobretodo con la orden que autoriza a asistir a esta asignatura sólo una vez a la semana y acogiéndose a la realización de un trabajo de periodicidad trimestral en esa misma lengua, explicó el conseller valenciano de Educación, Alejandro Font. Sobre este punto en concreto, la representante del Ministerio señaló que los alumnos que no asistan a clase "no obtendrán" el título de ESO.

Además, instó al presidente de los populares, Mariano Rajoy, a "poner orden entre sus barones autonómicos", para que cumplan la Ley Orgánica de Educación que, a su juicio "deja claras cuales son las consecuencias que tiene no acatarla" y aseguró que la polémica suscitada en torno a esta materia es "política" y no educativa, ya que se está desarrollando este curso en varias regiones "sin conflictos educativos". "La mejor respuesta que pueden tener los dirigentes del PP es que se fijen en esas comunidades para ver como se han formado nuestros jóvenes y cómo se ha desarrollado la asignatura".

El PP apoya la objeción

Ante esta situación, el principal partido de la oposición reiteró su apoyo a la objeción de conciencia y a la no impartición de sus contenidos "hasta que no hay pronunciamiento del Tribunal Supremo". A estas declaraciones, el portavoz de Educación de los populares en el Congreso, Juan Antonio Gómez Trinidad, añadió que su formación "ha defendido y defiende" la objeción de conciencia como un "derecho constitucional" y que valoran "positivamente" que algunos padres hayan ejercido este derecho ya que "fortalece la democracia".

En este sentido, apunto que el PP se manifestará "siempre" en contra de la implantación de la asignatura y de su contenido de carácter "doctrinado e ideológico" que "divide a la sociedad", e instó al Gobierno a que retire esta asignatura mientras no se consensue un contenido "estrictamente educativo" y "basado en el conocimiento de la Constitución Española".

Por su parte, el Foro de la Familia manifestó hoy su apoyo a la postura del PP. A través de su presidente, Benigno Blanco, dijo que espera que las comunidades autónomas gobernadas por los populares continúen "respetando y reconociendo el derecho de los padres a rechazar el doctrinamiento moral e ideológico mediante la objeción de conciencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios