España registra una media de 400.000 operaciones de cirugía estética al año

  • Los implantes de mama son, con diferencia, las intervenciones más solicitadas · Se ha convertido ya en el primer país europeo y el cuarto del mundo en el número total de este tipo de operaciones

Un aumento de pecho, una nariz perfecta, unas orejas más bonitas, un cuerpo diez o una nueva sonrisa... La perfección al alcance de la mano y cada vez más de muchos bolsillos. Cambiar de imagen es, en muchas ocasiones, un capricho que se ha convertido en toda una tendencia que eligen muchos ciudadanos cada año para verse más atractivos o simplemente para estar más a gusto con su cuerpo.

En España se realizaron unas 400.000 intervenciones de cirugía estética el año pasado, asegura el cirujano plástico y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (Secpre), Francisco Javier de Juan. Estas cifras convierten a España en el primer país de Europa y el cuarto del mundo en número total de este tipo de intervenciones.

Amas de casa, funcionarios, personal doméstico... acuden a consultas que antes frecuentaban profesionales o personas con una imagen pública. La cirugía estética se ha introducido en la vida de los españoles como un gasto más dentro del presupuesto familiar.

No sólo se preocupan las mujeres por su aspecto físico ya que alrededor del 20 por ciento de los pacientes son hombres, que piden cirugía de los párpados, corrección de ojeras y liposucciones. El catálogo para el 80 por ciento de las mujeres es más amplio, aunque lo más demandado es el aumento de pecho.

La segunda intervención más demandada es la liposucción, y una de las de mayor riesgo, por la movilización de grasas.

Respecto a la cirugía estética en adolescentes, de Juan asegura tajante que no se debe operar a menores de 18 años, salvo en casos de problemas congénitos, como las orejas de soplillo. "Cuando un paciente menor te llega a la consulta con sus padres debemos convencerle que la intervención más que un beneficio puede resultar un perjuicio. Ya que no es aconsejable realizar operaciones de este tipo hasta que no se ha completado el desarrollo", explica de Juan.

"Lo que más descabellado me parece es que haya padres que regalen a sus hijos por cumpleaños o Reyes intervenciones estéticas. Esto es un poco fuerte y deberían darle un poco más de seriedad al asunto. No es un regalo y se tienen que esperar a que la operación se realice sin daño", asevera el cirujano.

La razón principal de encabezar el ranking europeo no es tanto el nivel de vida de los españoles, que recurren incluso a la financiación, sino que "tenemos muchas playas y mucho sol", según el miembro de la Secpre.

Respecto al intrusismo en la profesión, de Juan señaló que con esta práctica "no se acaba nunca". "Todavía puede haber actuando gente sin la titulación adecuada". "Los pacientes deben ser operados por cirujanos plásticos, no es una cirugía que la pueda hacer cualquiera", manifestó.

Ante el auge de estas operaciones, los médicos cirujanos plásticos insisten en recordar los riesgos que, como toda cirugía, conllevan estas prácticas. Las sociedades profesionales recuerdan que todos estos procedimientos deben realizarse por especialistas cualificados y con unas garantías mínimas que, en muchos casos, aún no se cumplen. "Si la intervención es realizada por un profesional las complicaciones se reducen al mínimo o a casi nada", dice De Juan.

Este especialista aconseja que antes de realizarse una operación de estética el paciente se informe si el cirujano está acreditado y que también pregunte dónde le va a operar, si las instalaciones son apropiadas, así como los riesgos que va a correr.

20%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios