España aportará 10,2 millones de euros a la ONU para la lucha contra el sida

  • La XVII Conferencia Mundial sobre el VIH comienza en México, donde participarán más de 25.000 investigadores, políticos y activistas · La vicepresidenta del Gobierno intervino en la inauguración

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció ayer durante su intervención en la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida que se celebra en México hasta el próximo día 8, una nueva aportación de 10,2 millones de euros a Onusida con el objetivo de luchar contra la enfermedad. De esa cantidad, 3 millones estarán destinados a apoyar las actividades de la Iniciativa Internacional Para la Vacuna contra el Sida y 1,5 millones a la Asociación Internacional de Microbicidas.

Además, España ampliará con cursos on-line para médicos su ayuda a América Latina en materia de lucha contra el VIH.

La Conferencia contra el sida, que tiene por lema Acción Universal ¡YA!, tiene como objetivo el conseguir una mayor concienciación pública sobre el sida y su impacto en la sociedad. Los integrantes de la conferencia -en la que participan casi 25.000 personas tanto profesionales de la salud como afectados por la enfermedad, además de responsables políticos y cooperantes- también tratarán de lograr un mayor compromiso por parte de todos los líderes internacionales en la lucha contra la enfermedad.

Durante su intervención en la sesión de apertura de la conferencia, que por primera vez se celebra en una país de América Latina, la vicepresidenta destacó que la citada enfermedad no es sólo un problema de salud, sino también de desarrollo, justicia social y equidad. Asimismo, subrayó que luchar de un modo efectivo contra su extensión implica luchar también contra toda forma de desigualdad. Por ellos recordó que "las enormes diferencias en el acceso a los recursos sanitarios, a los fármacos y a los servicios de salud, hacen que el sida, que hoy es una enfermedad prácticamente cronificada en algunos países, siga siendo una verdadera epidemia mortal en amplias zonas del mundo".

En este sentido, De la Vega explicó que este nuevo tiempo nos enfrenta a la apertura de "nuevas brechas a nivel global", citando la desigualdad económica, la climática, la desigualdad de género, la social y la sanitaria. Por todo ello, la vicepresidenta argumentó que hay una "estrecha correlación entre sida y desigualdad". "Desigualdad social y económica, sin duda, pero también desigualdad de género", afirmó.

Así explicó que en aquellas zonas del Planeta en las que más avanza la enfermedad está aumentando de un modo drástico el número de mujeres seropositivas, de manera que en algunos casos la probabilidad de que una mujer contraiga la enfermedad llega a multiplicarse por cinco respecto a los varones.

Pese a todo destacó los grandes avances que se han producido en los últimos 27 años, con una gran movilización de la sociedad y los poderes públicos a nivel nacional e internacional. Asimismo celebró que por primera vez se hayan reducido el número de muertes por esta enfermedad, "prueba inequívoca del inmenso valor de los tratamientos y de los avances que, en estos años, hemos logrado en prevención y en asistencia a los afectados". Por ello llamó a unir fuerzas para que esos tratamientos que tantas vidas están salvando lleguen a todos los enfermos de sida allí donde se encuentren, con independencia de su sexo, condición social y situación económica.

De la Vega manifestó la necesidad de seguir avanzando en la investigación para la vacuna y en la extensión del acceso a los antirretrovirales. En este punto felicitó a las autoridades mexicanas por un reciente acuerdo con las empresas farmacéuticas para conseguir una sustancial rebaja en estos medicamentos.

La vicepresidenta concluyó su intervención destacando su convencimiento de que "es tiempo de detener el sida", tarea que se puede conseguir desde la unidad, aseverando que para ello "pueden contar con España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios