España alcanzó en 2007 la cifra récord de 1.550 donantes de órganos

  • En total se practicaron 3.829 trasplantes, sobre todo renales, hepáticos y pulmonares

España alcanzó en 2007 un récord histórico y la mejor marca mundial al registrar un total de 1.550 donaciones de órganos (41 más que en el año anterior), lo que implica una tasa de 34,3 donantes por millón de población.

La tasa de 34,3 donantes por millón (dpm) de población es la cifra más alta del mundo, el doble de la cifra europea (17,8 dpm) y ocho puntos superior a la marca de Estados Unidos (26,5 dpm). Este aumento permitió practicar el año pasado un total de 3.829 trasplantes, con cifras máximas en trasplantes renales (2.210 frente a los 2.157 de 2006); hepáticos (1.112 frente a los 1.051 de 2006) y trasplantes pulmonares (185 frente a los 169 del año anterior), según el balance de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) presentado ayer por el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, y por el director de la ONT, Rafael Matesanz.

Los que descendieron fueron los trasplantes cardíacos (241 frente a los 274 de 2006); los pancreáticos (76 frente a los 94 del año anterior) y los intestinales, que en 2007 fueron cinco y el año anterior 13. El descenso se debe, según destacó el ministro, "al bajo número de pacientes en lista de espera y al cambio del perfil del donante, cada vez con mayor edad y con más dificultad para preservar en buen estado sus órganos".

Soria destacó el "fenómeno" de la Rioja, con 74,2 donantes por millón de población, que se ha convertido en la comunidad con mayor tasa de donación "jamás alcanzada en el mundo". Además es la única reunión, junto a Navarra, que presenta cero negativas familiares.

A La Rioja le siguen en mayor número de donantes Asturias (48,6); Cantabria (45,6); Canarias (44,3); Murcia (41,7); País Vasco (41,1) y Aragón (40). Las regiones con menos donantes son Extremadura (17,4); Castilla-La Mancha (25,8); Navarra (26,2) y Galicia (29,2).

La comunidad autónoma andaluza es la quinta región con una menor tasa de donantes de órganos por cada millón de habitantes (30,4), cuatro puntos por debajo de la media nacional y diez en lo que se considera cifra objetivo para todo el país -40 donantes por cada millón de habitantes- según el balance realizado por la ONT.

Las negativas familiares se sitúan en torno al 15 por ciento, pero el Gobierno tiene como objetivo trabajar hasta reducirla al 10 por ciento. Por ello, entre otras iniciativas, pretende incidir en el trabajo con la comunidad inmigrante, que en menos de tres años ha duplicado el porcentaje de donantes, al pasar de un 4,6 por ciento al 8,7 por ciento. El número de donantes extranjeros se elevó en 2007 a 134. En su mayoría proceden de Europa (47 por ciento) y de América Latina (44 por ciento), aunque también se registran donantes procedentes de África (4 por ciento) y de Asia (4 por ciento).

Soria anunció la puesta en marcha hoy de una campaña de divulgación para fomentar la cultura de la donación entre los inmigrantes que residen en España con el lema Tu corazón no entiende de culturas o colores, el resto de ti tampoco.

El titular de Sanidad comentó que la donación de vivo se ha incrementado también de forma considerable, lo que ha permitido efectuar 133 trasplantes de riñón -por los 102 practicados en 2006- y 25 de hígado -18 en 2006-. Según los datos de la ONT, recogidos a través del Registro Mundial de Trasplantes, España realiza el 6 por ciento de todos los trasplantes mundiales de hígado y el 3 por ciento de los de riñón.

A pesar de las buenas cifras, en España hay unos 5.000 enfermos en lista de espera para un órgano, la gran mayoría, 4.188, espera un riñón. La lista en hígado es de 695, en pulmón de 133, en corazón de 97, en páncreas de 87 y en intestino de 7.

En cuanto al tiempo medio de espera, para un hígado es de cinco meses, de seis meses para un pulmón, de dos o tres meses para un corazón y de un año y medio para trasplantes renales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios