Detenidos 26 policías por extorsionar a comerciantes y prostitutas

  • Entre los arrestados se encuentra el mando superior, cabecilla de la red que también está relacionada con el tráfico de drogas en la localidad madrileña de Coslada.

Comentarios 21

Casi una treintena de agentes de la Policía Local de Coslada (Madrid), fueron detenidos por la Brigada Provincial de Policía Judicial, acusados de extorsionar a diferentes negocios de la localidad y a prostitutas, además podrían estar implicados en un delito por tráfico de drogas. Entre los arrestados se encuentra el jefe superior de este cuerpo, Ginés Jiménez, que según fuentes policiales, era quien ordenaba a sus hombres actuar como una auténtica red de extorsión organizada.

Las fuerzas de seguridad destaparon la trama durante la investigación de una red de prostitución rumana. Varios meses estuvieron siguiendo los pasos de varios efectivos del cuerpo policial, y comprobaron que estaban relacionados con ciertos casos de extorsión, según explicaron esta tarde el alcalde del municipio madrileño, Ángel Viveros, y el concejal de Seguridad, Antonio Murillo, que confirmaron que la Policía ha llevado a cabo numerosos registros, entre ellos las viviendas de todos los implicados.

Finalmente fueron detenidos un total de 26 agentes, confirmaron fuentes policiales. Entre ellos en responsable de este Cuerpo y al que se considera cabecilla de todo este entramado, ya que era el encargado de ordenar y dirigir a los agentes, que funcionaban como una red organizada de extorsión. Sus víctimas eran principalmente los comercios y negocios locales, así como las prostitutas. Por el momento, explicó Viveros, éste es el único delito por el que están acusados, aunque no se descarta que, según avancen las investigaciones, se les considere implicados en delitos de robo o de tráfico de drogas.

Tras esta detención masiva, la quinta parte de los agentes, el cuerpo policial de Coslada se queda con tan sólo 150 miembros, una situación que ha obligado al equipo de Gobierno de la localidad a reunirse de urgencia para buscar una solución. Una de las decisiones tomadas durante este encuentro es el relevo del ya ex jefe policial, que será sustituido por el suboficial de la Policía Local.

Durante la rueda de prensa, el alcalde y el concejal de Seguridad aseguraron que, a falta de conocer cuál será el resultado final de esta operación, no hay responsabilidades políticas en la actuación de los agentes municipales. Viveros llegó a afirmar que pone incluso "la mano en el fuego" no sólo por el actual equipo de Gobierno, sino también por el anterior del PP. Además, aseguraron que no tienen constancia de que ningún empleado municipal al margen de la Policía Local esté implicado en la trama.

Del mismo modo, señalaron que si hasta ahora no se había hecho nada desde el Ayuntamiento, en relación a este caso, es porque no había ninguna denuncia de ningún comercio contra los agentes de Policía Local. En este sentido, los propios comerciantes aseguraban hoy que no tenían conocimiento de que algún establecimiento de ocio hubiera presentado denuncia, aunque sí que había "rumores y comentarios" de que este tipo de actuación existía, ya que había algunos "bares a los que se permitían algunas licencias, como cerrar más tarde", aseguran.

Por su parte, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid pidió a sus servicios jurídicos que se personen en el caso de la trama de corrupción de Coslada teniendo en cuenta que el municipio tiene suscrito un convenio de Bescam por el cual el Gobierno regional subvenciona una parte de estos agentes.

Tras este anuncio, el vicepresidente primero y portavoz regional, Ignacio González, se dirigió a Viveros y le pidió que se informase a la población sin ocultaciones. "Creo que es un tema delicado, muy preocupante, y creo que hay que exigir toda la transparencia y responsabilidad que sea precisa desde el primero hasta el último agente que pueda estar imputado en algo que tienen una apariencia bastante grave", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios