Detenidos dos motoristas que practicaban carreras ilegales

  • Los jóvenes circulaban a casi 300 kilómetros por hora por varias carreteras de León

Las carreteras leonesas no volverán a ser el circuito de carreras de dos jóvenes motoristas de 31 y 24 años, J.C.V.R. y L.C.A., detenidos ayer por la Guardia Civil, a quienes se acusa de organizar y participar en carreras ilegales de motos, que eran grabadas por uno de ellos, y en las que llegaban a alcanzar los 300 kilómetros por hora en vías en las que la velocidad estaba limitada a 90 kilómetros por hora.

Las autoridades policiales les atribuyen cerca de 30 delitos o infracciones graves que equivaldrían al descuento de hasta 400 puntos del carné de conducir de cada uno de ellos.

Según fuentes de la Benemérita, la investigación se inició a principios de mes, después de que un testigo les comunicara la existencia de motocicletas que circulaban a alta velocidad por la carretera CL-63 que une las localidades leonesas de Ponferrada y Villalbino. El testigo entregó una grabación que, según indicó, le habían hecho llegar unos amigos, y en la que podían verse diversas motos circulando en algunos puntos a velocidades cercanas a los 300 kilómetros por hora.

Las imágenes muestran a los motoristas circulando a 299 kilómetros por hora en numerosos tramos, cuando existe una limitación de 90 y se observa, del mismo modo, que circulan a velocidades próximas a los 200 kilómetros por hora en varias travesías limitadas a 40 kilómetros por hora mientras que en otros puntos se cruzan por delante de otros vehículos y peatones a los que se pone en peligro.

La Guardia Civil ya ha identificado a una tercera persona y continúa con las gestiones para su detención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios