Detenido un camionero en Navarra que casi quintuplicaba la tasa de alcohol permitida

  • Un ciudadano alertó al Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral de la conducción irregular y temeraria del camionero que invadía el carril contrario

Una patrulla de la comisaría de Elizondo de la Policía Foral detuvo en la madrugada del viernes al sábado en Santesteban a un camionero, vecino de Sangüesa de 59 años, que casi quintuplicaba la tasa de alcohol permitida cuando transitaba por la carretera Pamplona-Francia por Behobia (N-121-A) en sentido Pamplona.

El vehículo articulado realizaba continuos cambios de carril e incluso invadía el sentido contrario de la circulación, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Agentes de la Policía Foral interceptaron, además, este fin de semana a otros tres conductores por delitos relacionados con la seguridad vial. Dos de ellos superaban la tasa de alcohol fijada como delito y al tercero se le imputa un delito por conducir un vehículo sin haber obtenido nunca el permiso.

El Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral recibió una llamada a las 5 horas del sábado de un ciudadano que alertaba de la conducción irregular de un tráiler por la carretera Pamplona-Francia por Behobia (N-121-A) a su paso por Santesteban.

El vehículo articulado realizaba continuos cambios de carril e incluso invadía el sentido contrario de la circulación. Una patrulla lo siguió durante unos kilómetros e interceptó al conductor, un vecino de Sangüesa de 59 años. La posterior prueba de alcoholemia reveló que superaba en casi cinco veces la tasa fijada para un conductor profesional (0,15 mg/l).

La detención más reciente tuvo lugar ayer a las 21.30 horas en Murieta cuando una patrulla de la Brigada de Prevención de la comisaría de Estella observó un vehículo que circulaba de forma irregular por el casco urbano del municipio, hasta que se detuvo en mitad de una calle. Los agentes solicitaron la documentación del conductor, un vecino de Acedo de 42 años, y le practicaron una prueba de etilometría, que arrojó un resultado positivo.

Ayer por la mañana agentes de la Policía Foral interceptaron en la Autovía del Camino (A-12), a la altura de Zizur Mayor, en el transcurso de un control preventivo de alcoholemia, a un vecino de Barañáin de 19 años que circulaba sin estar en posesión del permiso de conducir.

Durante la madrugada del sábado al domingo, los agentes practicaron otra detención. En este caso, un vecino de Tarazona (Zaragoza) de 28 años que conducía por la Travesía de Tudela (N-232-A) con síntomas de estar bajo los efectos del alcohol. Cuando los efectivos de la Policía Foral comprobaron los datos de este conductor observaron que contaba con un antecedente por causas similares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios