Capturan a los autores del robo con rehenes en el Bank of Ireland

  • La Policía ha identificado a una banda delictiva del norte de Dublín como principal sospechosa del atraco.

Seis hombres y una mujer son interrogados hoy en relación con el robo con rehenes de unos 7 millones de euros de una sucursal del Bank of Ireland de Dublín, uno de los atracos más cuantiosos en la historia del país, informó hoy la Garda (Policía). 

Los siete fueron detenidos anoche después de que las fuerzas del orden registrasen una vivienda en Dublín, agregó la fuente. 

La Policía ha identificado a una banda delictiva del norte de Dublín como principal sospechosa del atraco, perpetrado ayer por la mañana por varios individuos, indicó la Garda. 

Los atracadores obligaron a un empleado de la entidad bancaria a abrir las cajas fuertes mientras seis miembros de la banda mantenían retenidos a su compañera, al hijo de ésta y a otra mujer en una casa de la localidad de Kilteel, en el condado de Kildare, sur de Dublín. 

La Garda denomina a este tipo de robos con rehenes "secuestros tigre" y son relativamente habituales en Irlanda. 

Según un portavoz policial, la familia pasó la noche del jueves al viernes secuestrada por los atracadores hasta que el empleado del banco fue conducido ayer hasta una céntrica sucursal del banco. 

Las fuentes indicaron que los tres rehenes fueron trasladados en el coche familiar fuera del domicilio después de que la novia del trabajador, cuya edad ronda la veintena, recibiese una paliza. 

Tras sacar el dinero, el empleado entregó el botín a la banda en la estación de tren de Clontarf, al norte de Dublín, mientras que la familia era liberada en la localidad de Ashbourne, en el condado de Meath, también al norte. 

La Garda afirmó que la familia está "profundamente traumatizada" por el incidente. 

Este nuevo caso de "secuestro tigre" es el segundo que se registra en la misma zona desde el pasado mes de diciembre. 

Entonces, el director de la firma GSLS -transporte de dinero-, Peter Nevin, su mujer y su hija fueron retenidos por cinco hombres que se llevaron un botín de un millón de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios