Boicot a Santamaría en una reunión de cocineros en Sevilla por sus críticas a Adrià

  • Arzak y Martín Berasategui se encuentran entre los ausentes al encuentro organizado por un grupo hostelero como respuestas a la presencia de Santamaría.

Comentarios 13

La presencia del cocinero Santi Santamaría en una reunión de 180 personas del grupo hostelero Relais & Chateux en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra ha originado el boicot de otros compañeros de profesión como Juan Mari Arzak o Martín Berasategui por sus críticas a Ferrán Adriá.

El presidente del grupo hostelero, Jaume Tàpies, ha explicado a los periodistas que ni Arzak ni Berasategui ni otros cocineros que tienen establecimientos adscritos a Relais & Chateaux han estado en Sevilla por la presencia de Santamaría, y ha afirmado que la polémica suscitada debería quedarse en España para que no tuviera traslación internacional.

"Hay que bajar la tensión para encontrar soluciones", ha subrayado Tàpies, que también ha instado a unos cocineros a mantener la "tranquilidad y paciencia" y a otros a que tengan "respeto y calma" porque esta "historia lamentable" es una "guerra mediática" que no debe tener amplificación en medios ingleses o franceses.

En la reunión del grupo hostelero, celebrada desde el pasado domingo hasta este martes, "no se ha hablado nada" de la polémica entre cocineros españoles porque las convenciones de su grupo son "terreno para el reconocimiento y no para la guerra".

Tàpies no ha querido expresar su opinión sobre la polémica porque se ha producido por un libro de Santamaría "que todavía no ha salido al mercado" y por lo tanto desconoce su contenido.

Preguntado si las opiniones de Santamaría podrían provocar su expulsión de Relais & Chateaux, Tàpies ha señalado que sólo toman la decisión de apartar a alguien del grupo si se constata que hay insultos y falta de respeto respecto a otros miembros, lo que no ha podido aún comprobar, ha señalado.

La reunión del grupo en Sevilla tiene como objetivo apoyar la iniciativa de que la cocina francesa sea declarada bien intangible en la lista del patrimonio mundial de la humanidad de la Unesco.

El delegado francés para este objetivo, Pierre Sanner, ha señalado que no quería intervenir en esta polémica, y ha indicado que en Francia también se produce un debate entre cocineros tradicionales y modernos, aunque no alcanza la virulencia de España "porque allí no tenemos un Adriá", ha puntualizado.

La polémica se ha suscitado ante el anuncio del libro de Santamaría "La cocina al desnudo", en la que el chef catalán afirma que "algunos cocineros ofrecen un espectáculo mediático alejado de la preocupación por una alimentación saludable", también reprocha "el uso de sustancias químicas", como la metilcelulosa, y solicita a las autoridades "un control público de los alimentos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios