Arrestadas tres personas en Madrid por el secuestro de un padre y sus dos hijas

  • Los secuestradores, que querían cobrar una deuda, amenazaron con matar a una de las niñas, ambas menores de edad, si no les daban 8.000 euros ese mismo día.

Comentarios 1

Agentes de la Policía Local de la localidad madrileña de Collado Villalba, junto con efectivos de la Guardia Civil, han detenido a dos ciudadanos de países del este de Europa y a otro de nacionalidad colombiana como presuntos autores del secuestro de un padre y sus dos hijas de 9 y 14 años de edad en su vivienda, según informaron fuentes de la Guardia Civil y del Ayuntamiento de la Localidad. Los secuestradores querían cobrar una deuda y, para ello, amenazaron con acabar con la vida de una de las menores si no recibían 8.000 euros. 

El secuestro y la liberación tuvieron lugar el pasado 30 de diciembre, aunque los hechos no fueron dados a conocer hasta este lunes. Los secuestradores, ya detenidos, están acusados de ser presuntos autores de delitos de allanamiento de morada, detención ilegal, secuestro y extorsión. 

Las víctimas son un padre y sus dos hijas, también de nacionalidad colombiana, a quienes los detenidos ataron y amordazaron en una vivienda del Parque de la Coruña, presuntamente con el fin de cobrar una deuda. Al parecer, fue el ruido producido durante el suceso lo que despertó las sospechas de los vecinos, quienes alertaron a las fuerzas de seguridad. 

Según fuentes de la Guardia Civil, para acceder a la casa los secuestradores se hicieron pasar por el cartero. Nada más abrirles la puerta del piso, sacaron un revólver y una pistola y pusieron contra el suelo al padre y sus dos hijas, a quienes maniataron y amordazaron. Uno de los secuestradores se hizo pasar por miembro de la Benemérita sacando un carnet falso y amenazando con que si no les daban 8.000 euros ese mismo día matarían a una de sus hijas.

Los vecinos alertaron del ruido que estaban escuchando en la casa al 112. Por este motivo, se personó en la vivienda la Policía Local que, a su vez, solicitó la colaboración de la Guardia Civil. Fueron los agentes de la unidad USECIC de la Guardia Civil quienes accedieron al piso a través de la terraza contigua.  El Ayuntamiento informó de que en una de las habitaciones, cuya puerta estaba cerrada, se encontró a las víctimas maniatadas con bridas de plástico y sentadas en la cama y, junto a ellos, a otras dos personas en actitud amenazante que fueron detenidas sin oponer resistencia. 

Uno de los presuntos agresores portaba en el momento de la detención 700 euros en efectivo obtenidos como botín de las amenazas a las víctimas. Durante el registro de la vivienda, los agentes hallaron también dos armas de fuego, una placa identificativa falsa de la Guardia Civil y un aparato de descargas eléctricas. 

Tras liberar al padre y sus hijos, éstos informaron a los agentes de que en el suceso había participado una tercera persona que había abandonado la vivienda antes de la llegada de los Cuerpos de Seguridad, por lo que se procedió a acordonar la zona y a montar un dispositivo en el que finalmente fue capturado un hombre, también colombiano, al que las víctimas reconocieron como una de las personas que habían participado en la agresión, concluyeron fuentes municipales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios