Absuelto el padre que corrió con su hijo de diez años delante de los cabestros en los Sanfermines

  • El Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona absolvió esta mañana de los cargos que se le imputaban al padre que corrió con su hijo de diez años delante de los cabestros durante un encierro de los últimos Sanfermines.

Comentarios 2

En concreto, el acusado fue absuelto de un delito contra los deberes familiares y otro delito de lesiones del que le había acusado su ex mujer, quien consideró que había puesto en riesgo al niño.

La fiscalía pedía la absolución, mientras que la acusación particular solicitaba 15 fines de semana de arresto por el primer delito y un año de prisión por las presuntas lesiones, así como una indemnización de 12.000 euros para la madre del menor.

Los hechos ocurrieron el 10 de julio de 2007, en el cuarto encierro de San Fermín, cuando Luis Miguel Gómez sacó a su hijo de diez años al recorrido del encierro y corrió con él delante de los cabestros de cola en la cuesta de Santo Domingo, en un momento en el que los toros que encabezan la carrera ya habían pasado por ese tramo.

El acusado dijo esta mañana en el juicio que el hecho de que su hijo corriese delante de los cabestros fue una "cosa esporádica" y que sabía que el niño "no corría ningún peligro". "Mi hijo me pidió bajar al encierro -ambos estaban viendo la carrera desde un balcón- y le llevé consciente de que no corría ningún peligro", explicó en la vista del juicio.

También comentó que después de que saliesen las imágenes en los medios de comunicación él llamó a su ex mujer para explicarle lo que había sucedido y que "se quedó tranquila". El hombre lamentó todas las consecuencias de lo acontecido en aquel encierro.

Por el contrario, su ex mujer desdijo las palabras del acusado y señaló que su marido nunca le consultaba cuando llevaba a su hijo a los festejos taurinos. "Le llamé para decirle cómo había sido capaz de hacer eso y él me dijo que volvería a repetir lo que hizo", apuntó.

Según ella, después de ver a su marido y a su hijo en los medios tuvo que recurrir a ayuda psicológica ya que cayó en una depresión, por la que actualmente sigue en tratamiento.

Por su parte, el padre de la ex mujer del acusado aseguró también que su hija padeció una depresión y señaló que el matrimonio siempre mantuvo una "relación conflictiva".

Respecto al delito de lesiones que se le imputaba al acusado, tanto el Ministerio Fiscal como la defensa señalaron que no existía relación de causa-efecto entre el hecho de que la mujer viese a su hijo y al padre en los medios y la posterior depresión.

En cuanto a la imputación de un delito por incumplimiento de la patria potestad el Ministerio Fiscal dijo que no constituía delito penal ni incumplimiento grave de la patria potestad que el niño corriese delante de los cabestros, si bien si acarreaba una actitud irresponsable por parte del padre.

El fiscal apuntó que el acusado ya había sido sancionado civilmente y que el derecho penal no podía intervenir en un hecho de esta naturaleza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios