Las matemáticas no van con Álvarez

  • El técnico sevillista sólo piensa en ganar sus partidos y reconoce que tiene que mejorar las prestaciones del sistema defensivo

Comentarios 1

Hace bien Antonio Álvarez en pasar de las matemáticas, sencillamente porque al Sevilla sólo le vale ganar hoy e intentar seguir ganando el sábado y en la última jornada. Lo que prima es el encuentro en El Sardinero, ante un rival que se juega la vida y que ha logrado además concitar el apoyo de su afición, y el técnico sevillista sólo quería analizar en la víspera lo muchísimo que hoy hay en juego.

Aun así, tuvo que terciar con los cálculos tras la victoria del Mallorca en Bilbao: "Pensábamos que podían tropezar en San Mamés, pero ganaron bien y merecidamente. Las cuentas, ya lo he dicho muchas veces, no salen casi nunca, lo que me preocupa es mañana, que nosotros sumemos los tres puntos y luego a ver qué hacen los otros". Y ese mismo mensaje es el que está enviando dentro del vestuario, según dijo: "Tenemos que mirar nuestros partidos y saber que tenemos que sumar. No queda otra. Si tú no sumas, no te salen las cuentas. Las cuentas no salen casi nunca", dijo dando por concluidas las cábalas.

Centrado ya en la cita de hoy, Álvarez analizó cuál de los dos equipos puede resentirse más de la presión, si el que lucha por no descender o el que pugna por la Champions: "Cuando un equipo está con la soga al cuello tiene dos versiones, una en la que le pesa la responsabilidad y otra en la que saben que se están jugando mantener la categoría. Ellos saben que puede descender y nos va a poner las cosas muy difíciles. Pero cada uno sabe lo que se juega. Nosotros también nos estamos jugando mucho, aunque es diferente a cuando te estás jugando un descenso, porque el estado anímico no es el mismo. Vamos a intentar imponer nuestro estilo y aprovechar esos nervios que puedan tener ellos", aseguró.

Más sobre el partido en El Sardinero. A Álvarez se le inquiría sobre los muchos problemas que está encontrando su equipo en su versión de visitante. A domicilio, el Sevilla ha encajado muchos goles que le han impedido sumar puntos en las últimas citas. "Lo mejor es encontrar el equilibrio defensa-ataque. Hemos evolucionado bien y mejorado bastante en ataque, pero se sigue teniendo algún que otro problema. Estamos tratando de ajustar el sistema defensivo del grupo, no de la defensa solamente, lo que pasa es que queda poco y tenemos que seguir ajustando a marchas forzadas. Creo que el equipo se va a sentir más cómodo".

Más o menos ahí quedaba lo relativo al trascendental encuentro de esta noche, que se disputará dos horas antes que el Mallorca-Madrid. ¿Será un poco madridista hoy? "Mañana seré del Sevilla otra vez. Nos interesa que gane el Madrid, pero me preocupa sólo mi equipo", quiso zanjar de nuevo.

Otro aspecto paralelo al encuentro era la situación de Luis Fabiano, que desea volver ya al equipo ante el Barcelona: "Soy optimista. Hoy lo he visto bastante mejor, caminando sin vendaje y no tiene mucha inflamación. Las sensaciones son buenas y todo depende de cómo siga evolucionando de aquí al sábado. No tenía ninguna duda de la implicación de Luis, que es impresionante y, como bien dices, desde que el domingo se descartó que podía ser algo más grave estaba con la mente puesta en recuperarse cuanto antes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios