sevilla F.C.

Más cerca del no que del sí

  • Luis Fabiano, como Escudé, fuerza para estar en la cita copera en San Mamés · "Es complicado decir que llegaré, pero lo intento"

Comentarios 1

Encauzada de nuevo la trayectoria en la Liga, ya no hay ojos en el Sevilla para todo lo que no sea la cita que el equipo de Manolo Jiménez debe librar en San Mamés el 4 de marzo. Antes, este sábado concretamente, hay otro choque frente al Athletic en la Catedral, pero será un duelo descafeinado dentro de que habrá tres puntos en juego. La verdadera batalla entre leones y nervionenses se jugará en esa vuelta de la semifinal copera para la que los dos equipos ya cuentan los días que faltan.

En el Sevilla, pese a que la enfermería ha escupido profesionales y el entrenador empieza ya a tener más donde elegir, las miradas están puestas en dos hombres que han sido claves en los éxitos de los últimos tiempos, Escudé y Luis Fabiano. En el caso del delantero, por aquello de que los que pisan área contraria copan más protagonismo, es seguido casi a diario, pese a que su evolución va más lenta de lo necesario. El paulista no está descartado, pero tiene difícil llegar en condiciones. Luis Fabiano se lesionó ante el Valencia en la vuelta de los cuartos de final al sufrir una distensión en ligamento lateral interno de la rodilla tras una lance con Albelda. Estuvo las dos primeras semanas recuperándose en Brasil, pero unas fiebres le impidieron también avanzar en este proceso del que aún no ha salido.

Su representante, José Fuentes, vigilaba ayer el leve trabajo de su pupilo sobre el césped de la ciudad deportiva y descartaba por completo el concurso de Luis Fabiano en la Copa. "Una lesión así por regla general son seis semanas y acaba de cumplir la tercera, el pasado jueves. A Luis le gustaría mucho jugar, pero está mentalizado en la final", decía el empresario.

En el Sevilla no se quieren pronunciar todavía claramente ni hacia un lado ni hacia otro y prefieren ir viendo día a día la evolución del brasileño, quien está empezando a realizar trabajo de campo, aunque muy poco a poco. Luis Fabiano aún tiene dolor en la articulación y él mismo es pesimista, aunque no hay que descartar que al final pueda llegar a tan importante cita para el sevillismo. "Todavía tengo un poquito de dolor y es complicado decir que llegaré, pero lo estoy intentando. Estoy trabajando para poder estar en un partido muy importante. Espero que el día 4 pueda estar mejor para ayudar al equipo", dijo el paulista a la radio oficial del club.

Luis Fabiano es consciente del momento crucial en que se encuentra el equipo, con los objetivos muy cercanos tanto en la Copa del Rey como en la Liga. "Ahora sólo tenemos que pensar en que nos jugamos mucho a partir de ahora, gran parte de la temporada. El último tramo de Liga es donde se decide todo y también estamos en la semifinal de Copa y tenemos que tratar de estar todos a disposición del míster", añadía el delantero brasileño, que insistía en la importancia del choque ante el Athletic para el que está forzando para llegar: "El Sevilla tiene que estar en la final porque tiene plantilla para ello. Hemos pasado un momento difícil con tres partidos perdidos en casa, pero hemos seguido trabajando, tenemos buenos jugadores y no hay motivos para estar nerviosos. Queremos estar en la Champions y en la final y hay que valorar todas las cosas. Tenemos que mirar a los dos equipos grandes e intentar acercarnos al máximo. Ahora estamos terceros pero podemos luchar por el segundo puesto".

El nueve de la selección canarinha está recibiendo todos los mimos para poder llegar a la cita del 4 de marzo en plenitud de facultades físicas. Lo tiene difícil, pero no imposible y para ello esta semana va a ser clave. Por su parte, Escudé va algo más avanzado en su recuperación. El francés, que tuvo una rotura miotendinosa en el bíceps femoral, es la otra gran incógnita en la trepidante cita que tendrá el equipo sevillista ante el Athletic de Caparrós.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios