Vista a la Copa para reaccionar

  • Palop y Negredo coinciden en ver muy negativa la derrota de ayer y en que hay que levantar el ánimo para superar al Barça

Cabizbajos y con ganas de enmendar la plana cuanto antes. Así estaban los jugadores del Sevilla al término del partido contra el Racing, que supuso la quinta decepción de la temporada en el Ramón Sánchez-Pizjuán, la tercera derrota consecutiva en la Liga después de las encajadas frente al Getafe y el Atlético de Madrid. El horizonte no es bonito para el Sevilla, pero sus jugadores fijan el partido del miércoles ante el Barcelona como el día ideal para hacer olvidar las decepciones ligueras con la clasificación para los cuartos de final de la Copa del Rey ante el campeonísimo equipo azulgrana. Claro que tanto Palop como Negredo coincidieron que se antoja imprescindible levantar el ánimo y, más aún, enmendar los errores en los que recayó el equipo de Manuel Jiménez ayer.

El capitán del equipo habló de las malas sensaciones que le dejaba el partido: "Hay que analizar que no somos capaces de hacerle frente a equipos organizados que nos montan contras, hay que solucionarlo cuanto antes". "El pelotazo -aunque ayer el Sevilla no dio tantos- se usa porque el equipo contrario se encierra y nosotros sufrimos mucho cuando perdemos balones en el medio campo, y el pelotazo es una forma de asegurar, hay que tener mas carácter y otras alternativas para solucionar esos errores", replicó el meta valenciano ante las preguntas de los informadores.

Según Palop, el vestuario tiene que mirar al frente con fe y sacar fuerzas de flaqueza para la cita del miércoles ante el Barcelona: "Hay que levantar la cabeza ya, el miércoles tenemos un partido muy difícil y con la cabeza gacha no vamos a poder hacerles frente. Tenemos que aprender a jugarles a los equipos que se nos encierran; es paradójico que no sepamos plantarles cara a equipos como el Málaga o el Racing y sí al Barça".

Negredo comparó al Sevilla de inicios de temporada con el actual: "Del Sevilla que empezó a este Sevilla que hemos visto va un trecho, así que tenemos que volver por nuestros fueros si queremos volver a ganar en casa. Nos han pillado en dos errores y nos ha costado el partido, además de que hemos abusado mucho del pelotazo durante todo el encuentro, los últimos minutos es lógico hacerlo, pero todo el partido, no", dijo el vallecano, que tuvo una noche negra.

"No soy el Negredo de otras temporadas porque no estoy haciendo goles, que es lo principal -se excusó-, pero hoy lo único que he podido hacer es intentar tocar los balones colgados, algunos he podido tocarlos y otros, no". Además, habló de cómo está el equipo anímicamente: "El vestuario está un poco decaído porque estamos perdiendo muchos partidos como local, algo que no podemos hacer si queremos lograr el objetivo al final de la temporada. A la afición le pido perdón por la imagen que hemos dado, pero también le pido que nos sigan apoyando, que queda mucha Liga y muchas competiciones y vamos a luchar por lo máximo. Esperemos poder enmendar el miércoles todos los errores y darle una alegría a la afición".

También se dirigió a los sevillistas Palop, quien espera que la dinámica cambie, porque ya está notando que todo puede torcerse y que la grada se puede convertir en un enemigo más: "A la afición no le podemos pedir nada porque lo da todo, pero hay que intentar animarla porque si el ambiente se enrarece aún más la cosa se puede complicar mucho", advirtió el guardameta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios