sevilla f.c.

La Liga y sólo la Liga

  • José María del Nido remarca la importancia del partido de mañana ante la necesidad de conservar la tercera plaza · "Para estar en Champions hay que ganar todavía nueve o diez partidos de catorce", augura

Comentarios 9

El partido del miércoles próximo que da un billete para la final de la Copa del Rey está solapando al de mañana y por eso José María del Nido realizó ayer un toque de atención para recordar todo lo que se juega el Sevilla en la Liga. Liga y sólo Liga es el mensaje que quiso enviar el presidente blanquirrojo en la víspera de que el conjunto de Manolo Jiménez viaje por primera vez a Bilbao. Para la Copa queda tiempo y ya habrá lugar para pensar en la crucial cita de las semifinales, vino a decir un Del Nido que llegó incluso a ofuscarse ante la insistencia de la prensa en la importancia de ese duelo del miércoles.

No le gusta nada al máximo responsable del club sevillista que en el entorno del equipo se menoscabe un ápice la trascendencia de los tres puntos en juego por lo que hay en ciernes, la posibilidad de jugar una final. Y se vino arriba: "Serán dos partidos difíciles, a cara de perro porque ellos también pelean por sus objetivos, y ahora mismo hay que fijar la foto finish en el sábado como si nos fuera la vida, porque el equipo tiene la obligación de ganar para mantener la tercera plaza", comenzó diciendo el mandatario nervionense, al que se le preguntaba si cambiaba una derrota mañana por el pase a la final: "Si ganamos el sábado y pasamos la eliminatoria, miel sobre hojuelas, ¿no? -dijo elevando el tono- El sábado, por tanto, vamos a salir a morir en San Mamés, hay que ganar porque, si no, nos puede coger el Villarreal, tenemos casi encima al Valencia... La batalla para la Champions va a ser amplia. Comprendo vuestro interés por el partido del miércoles, pero tengo las ideas puestas en el del sábado y quiero que mi plantilla se centre en el sábado, hay que ganar en San Mamés y después ya hablaremos de la Copa", recalcó Del Nido.

Aun así, reconoció que la siguiente cita a la de mañana es trascendental y auguró dos compromisos de altísimo nivel para los suyos en un ambiente muy hostil y ante un contrincante especialmente motivado, sobre todo en la Copa: "Sabemos las dificultades que San Mamés conlleva, que se lo digan al equipo el año pasado -dijo recordando la derrota por 2-0-. Sabemos el rival rocoso, fuerte y duro que nos vamos a encontrar, sabemos también que el partido del miércoles es importantísimo, pero de nuevo digo que me quedo con el partido del sábado, porque el Sevilla tiene que quedar entre los cuatro primeros y hay que ganar como sea el sábado. Para estar en la Champions hay que ganar nueve o diez partidos todavía. Vamos a disputar el partido del sábado y después ya hablaremos de la Copa", recalcó de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios