Las cofradías prevén más penitentes en sus cortejos

  • Varias corporaciones han entregado todas las túnicas disponibles, quedándose fuera hermanos que querían salir · Otras anuncian que harán más hábitos para 2012

Será que vuelve la tendencia de vestir el hábito y el antifaz; será un recurso de los hermanos de una cofradía ante la crisis; o será por el empeño de las juntas de gobierno en los últimos años. Nadie sabe cuál es el motivo, pero en las hermandades hay una sorpresa generalizada por los números que están arrojando de forma generalizada los repartos de túnicas y papeletas de sitio. Y es que la mayoría de cofradías prevé un aumento en el número de penitentes que formarán parte de sus cortejos procesionales esta Semana Santa.

Muchas hermandades no disponen, desde hace días, de más túnicas para entregar a los hermanos que todavía acuden a la casa de hermandad y que en esta ocasión se van a quedar sin vestir el hábito. Un ejemplo de esto es el de la cofradía del Nazareno del Amor. A los pocos días de iniciar el reparto se quedaron sin túnicas; "desde el segundo día sabíamos que no íbamos a tener túnicas suficientes", comenta su hermano mayor, Diego Gómez, que señala también que la previsión inicial ha afectado a la cera, agotándose los cirios de color tiniebla (para los tramos del Señor). En total, este Lunes Santo rondarán los 300 capirotes en San Francisco. En Las Aguas ha pasado algo similar. "Hemos dado todas las túnicas; incluso hicimos una sección nueva para los chicos de San Felipe Neri que quisieran salir y también las hemos agotado. Y aún así, sigue viniendo gente que quiere procesionar, por lo que estamos gestionando túnicas de hermanos antiguos que ya no salen y que las tienen en sus casas", explica José Manuel Silva, que calcula que su cortejo lo formarán este año entre 230 y 240 penitentes, por los 183 que lo hicieron en 2010. Otras cofradías, como Afligidos o Borriquita, entre otras, se encuentran en la misma tesitura: han agotado las túnicas disponibles y hay hermanos que de momento se han quedado sin poder acompañar a los titulares en la estación de penitencia.

Y si no se han agotado las túnicas disponibles, son pocas, muy pocas, las que quedan en las casas de hermandad de otras cofradías, en las que también se prevé un aumento de penitentes. En el Despojado dicen que rondarán los 170 capirotes este año, por los 135 del último Domingo de Ramos. "Se ha aumentado mucho en túnicas de niños de 15 años para abajo", señala Luis Manuel Rivero, que destaca también la presencia en el cortejo de más de treinta pequeños vestidos de monaguillos. En las Penas quedan tres o cuatro hábitos que se prevén entregar en los próximos días. Y en Sanidad también quedan muy pocas túnicas por repartir de cara a esta primera salida procesional en Martes Santo. Su hermano mayor, Ildefonso Herrera, destaca que este año se han entregado antes que los anteriores, a lo que se suma la disponibilidad de 25 hábitos nuevos que se han hecho. "Estamos más contentos, el reparto ha ido bastante mejor. Ha habido mucho movimiento y mucho antes que otros años", comenta Herrera.

Este aumento, aunque sea leve, parece que será generalizado esta próxima Semana Santa. Y, de hecho, no son pocas las cofradías que ya anuncian la confección de nuevos juegos de hábitos y antifaces para tenerlos a disposición de los hermanos a partir de 2012, confiando en mantener este incremento que este año ha cogido por sorpresa a las juntas de gobierno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios