El año de Servitas

  • María Santísima de los Dolores será coronada en septiembre · El obispo ha concedido para su capilla y la iglesia de San Lorenzo un tiempo de Gracia

Este año es muy especial para Servitas. Su Virgen, María Santísima de los Dolores, va a ser coronada el próximo 17 de septiembre en la Catedral, convirtiéndose en la primera Virgen coronada que procesionará en la  Semana Santa gaditana.  Con tal motivo, el obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos, ha decretado un Año de Gracia.

Desde el 17 de febrero de 2011 -conmemoración de los Siete Santos Fundadores de la Orden Seglar de los Siervos de María- hasta la misma fecha de 2012, todas las personas que visiten la capilla sagrario de María Santísima de los Dolores y la iglesia parroquial de San Lorenzo que la alberga podrán obtener indulgencia parcial, cumpliendo los requisitos necesarios.

Año de Gracia

"Estamos aprovechando este año para hacer una catequesis desde el arte, la historia, la música, la mariología y la Sagrada Escritura", afirma el prior de Servitas, Miguel Puerta, en relación a los actos que tienen programados para este Año de Gracia. Aunque ya se ha celebrado alguno, como la visita de la Cruz del Papa y el concierto en el que se estrenó la marcha conmemorativa de la coronación, compuesta por Abel Moreno, el grueso de actos comenzará en el mes de mayo y se sucederán hasta el 17 de febrero de 2012.

La fraternidad

Servitas no es una cofradía ni una hermandad. La Orden Seglar de los Siervos de María es una fraternidad y su funcionamiento interno es muy diferente al de cualquiera de las cofradías que procesionan por las calles de Cádiz durante la Semana Santa.

La primera diferencia es que no tiene hermano mayor, sino prior, que se elige cada cuatro años en lo que se denomina Capítulo de elecciones. Según explica Miguel Puerta, no se presenta ningún miembro para ser elegido prior, sino que cada hermano vota a quien cree conveniente y éste elige su consejo de gobierno, "del cual, a diferencia de las cofradías, forma parte siempre el asistente", que es la figura que en una hermandad correspondería al director espiritual.

Los miembros de Servitas viven conforme a una regla de vida común a la orden seglar en todo el mundo, aunque las fraternidades de cada ciudad tienen, además, unos estatutos particulares por los que se rige. "Por ejemplo, en Cádiz, tenemos cargos como el de fiscal y mayordomo que no contempla la regla de vida, y tienen cierta semejanza con las cofradías en ese aspecto", comenta Puerta, quien señala que la orden tiene hermanos que son sólo devotos de la imagen de María Santísima de los Dolores y otros que son los hermanos profesos. "Estos son los únicos que participan en las elecciones. Además, tienen un periodo de formación de dos años tras el cual hacen una promesa, un compromiso de formación permanente, y aportan un diezmo para el mantenimiento de la fraternidad, para atender obras de caridad de la parroquia y la misión que la orden tiene en Mozambique".

En definitiva, se trata de una vocación, de "una invitación que recibimos de Dios y de María", en palabras del prior de la fraternidad de Servitas en Cádiz. "Es un compromiso de la consagración bautismal, cada uno en su condición de vida familiar y social, bajo el carisma de los Siervos de María, que tiene tres pilares: el servicio, la fraternidad y la marianidad". Así, ellos, a diferencia de las cofradías, viven bajo el carisma de una orden.

Una peculiaridad es que los fundadores fueron canonizados el mismo día  como Los Siete Santos Fundadores. "Es el único caso en la historia de la Iglesia", apunta Puerta.

Salida procesional

El paso de palio de la Virgen de los Dolores procesiona hoy por las calles de Cádiz. Pero no fue siempre así. El prior de Servitas cuenta que cuando se fundó la fraternidad de Cádiz en 1727 nunca se planteó salir en Semana Santa. Sólo realizaban una procesión claustral los terceros domingos de mes. Además, cada Viernes de Dolores, que en aquel momento era la festividad de la Virgen de los Dolores, la imagen procesionaba por las calles de la ciudad. "A finales del siglo XIX, la Junta de Procesiones invitó a la orden a que participara en la Semana Santa para engrandecerla. En principio, no se aceptó, pero a los pocos años se volvió a plantear y se aceptó". Decidieron salir el Domingo de Ramos, por ser la fecha más próxima al Viernes de Dolores, pero a mediados del siglo XX se cambió la salida al Viernes Santo. Miguel Puerta señala que "en la calle, el culto externo en la procesión es igual al de cualquier hermandad".

La capilla

La Virgen de la orden tiene su propia capilla, dentro de la parroquia de San Lorenzo. Esta capilla ha sufrido recientemente unas obras de consolidación, llevadas a cabo por JMR 2003. Las piezas artísticas fueron restauradas por Ars Nova. Y todo gracias a la colaboración del Ayuntamiento, Unicaja, Cajasol, Eléctrica de Cádiz y la propia orden, además de hermanos y devotos. Por este motivo, ha estado cerrada dos años, tiempo durante el que la Virgen ha estado expuesta al culto en la parroquia. La reapertura eclesial de la capilla se realizó el pasado 17 de febrero en una Eucaristía presidida por el obispo en la que se leyó el decreto de coronación. Pero unos días antes, se realizó una reapertura civil y se expusieron todas las piezas restauradas.

Se trata de una capilla sagrario adornada con cuadros alusivos a la orden. Uno de ellos ilustra la historia de la fundación de la fraternidad de Cádiz, creada por petición del Papa Benedicto XIII.

Una fraternidad que hoy vive un día grande, dentro de este gran año en el que su Virgen, María Santísima de los Dolores, será coronada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios