Nacido de mujer

Viernes de Dolores

YA estamos en el esperado Viernes de Dolores, la última semana de Cuaresma, la semana de Pasión. Ya comienza nuestra querida Semana Santa. Preparándonos en cuerpo y alma. En alma, con el ayuno y abstinencia. El hombre de hoy debe abstenerse de muchos medios de consumo, de estímulo de satisfacción de los sentidos. El hombre es él mismo cuando logra decirse No a sí mismo. Y en cuerpo con los montajes de los pasos, tallando o igualando las cuadrillas, las bandas afinando los instrumentos…

Pero eso no es todo, las hermandades y cofradías debemos ser Iglesia, sintiendo el verdadero hermanamiento, que no haya discordia ni desunión entre los miembros de las cofradías. Quiero que todos los cofrades tengamos presente el amor de Jesús hacia nosotros, que fue capaz de dar su vida recordando siempre que fue por amor. Amor que vivimos todos los años gracias a las imágenes que nos hacen revivir aquellos momentos, viacrucis de sufrimiento y, sobre todo, de vida. Porque la muerte es vida, la agonía es fuerza.

Espero que disfrutéis de esta Semana Santa y que no paséis por alto los detalles, pues las imágenes nos hablan y nos trasladan, debemos tener la mente abierta a que no solo somos testigos de imágenes y, cómo no, de una cultura encomiable, sino que estamos presenciando la vida hecha imagen, una vida que debemos tener siempre presente para que seamos imagen y semejanza, para ser capaces de actuar con el amor que él era capaz.

Quiero gritar a los cuatro vientos / que llega la Semana Santa / Que del cielo bajan cruces y ciriales / que a nuestros padres acompañan.

Olor a incienso, olivo y romero / Ya huelen nuestras calles / Ya salen los nazarenos / acompañando a sus titulares.

Crucificados y dolorosas / pasos, palios y varales / Flores y velas / Inundan nuestras calles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios