Viernes Santo Madrugada

Temeridad

  • Descendimiento sufre un fuerte aguacero tras salir con un alto porcentaje de lluvia

Comentarios 56

La nueva Madrugada de 2011, compuesta únicamente por dos hermandades, se quedó en el aguacero sufrido por el Descendimiento al poco de salir y la suspensión de la salida del Perdón.

descendimiento

La calma que se vivía en el interior de la iglesia de San Lorenzo no hacía presagiar un final anticipado y tan doloroso de la madrugada para la hermandad del Descendimiento. Según los datos que se manejaban en el templo, hasta las dos de la madrugada se pronosticaba un 75 por ciento de posibilidad de lluvia, que aumentaba a partir de las cinco. Pero la adversidad meteorológica no frenó a la junta de gobierno que, a las doce y cuarto, la hora prevista, puso la Cruz de Guía en la calle bajo un cielo rojizo y con un viento que de alguna manera anunciaba en silencio lo que iba a suceder y que, por su fuerza, enredó el sudario en las potencias del Cristo, por lo que un hermano tuvo que subir al canasto a desengancharlo. El paso dio la primera levantá ante un público que no supo respetar a una cofradía de negro. Sobraron las palmas.

El peor trago cofrade de la Semana Mayor que hoy finaliza estaba a punto de llegar a base de litros de agua. Cuando el cortejo y su único paso de maderas oscuras estaban a la altura del Obispado (calle Hospital de Mujeres) un primer aguacero empezó a caer, pero las horquillas siguieron sonando rumbo a la Plaza de las Flores. La lluvia parecía cesar pero, todo lo contrario, empezó a aumentar su intensidad hasta ganarse al calificativo de chaparrón. Fondo y vuelta de los cargadores para llevar el paso de espaldas de nuevo hacia San Lorenzo. Fueron momentos tristes por el agua que recibían unas imágenes sagradas, por el desconcierto de un cortejo roto, por la impotencia de no entenderse los motivos que llevaron a la junta de gobierno a desafiar un 75 por ciento y por el comportamiento de buena parte del público, que sigue dando rienda suelta a su incultura cofrade. A la 01:25 horas el paso regresó al templo con el faldón delantero empapado y con las imágenes de vestir con la ropa clavada en la policromía por la cantidad de agua recibida. Todo ello con el torero Fran Gómez, hermano de la corporación, llorando desconsoladamente en el interior de la iglesia. La decisión de salir también fue para llorar.

el perdón

En el instante en que la cofradía de Descendimiento iniciaba su apresurado e improvisado regreso a San Lorenzo, se daba a conocer que la cofradía del Perdón decidía suspender su salida procesional, en función de unos partes meteorológicos que anunciaban lluvias, que de hecho se fueron sucediendo a lo largo de toda la madrugada.

Eso fue a la una de la madrugada. Y a las tres, la hora prevista para la salida, los hermanos realizaron la estación en el interior de Santa Cruz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios