San Pablo, puerta de la historia

  • La hermandad de la calle Ancha recorre el centro de la ciudad con las imágenes de sus titulares, realizadas en el siglo XVIII

Siglos de historia salieron ayer de la iglesia de San Pablo con motivo de la estación penitencial de la cofradía del Ecce-Homo, cuya imagen titular data de 1730 y la de la Virgen de las Angustias también del siglo XVIII, igual que la del San Juan que la acompaña en su paso de palio.

También con muchos años de historia cofrade en sus  vidas se dieron cita en la iglesia de la calle Ancha Francisco Arenas e Isidro Sánchez Brú, que lleva 58 Martes Santo unidos a la hermandad.

 Antes de que se abrieran las puertas del templo el vicehermano mayor, Juan Antonio Ramírez, se dirigió a los hermanos que iban a procesionar a los que dijo que iban a culminar el trabajo de todo un año y que lo hicieran para intentar ser mejores cristianos, iniciando a continuación el rezo del Padrenuestro.

Seguidamente, el director espiritual de la hermandad, el canónigo Jesús García Cornejo, pidió a la Virgen de las Angustias que los acompañara durante todo el itinerario procesional  y le encomendó que acogiera lo que cada uno de ellos llevaba en su corazón, para rezar a continuación la Salve e impartir la bendición.

Las reducidas dimensiones de la iglesia, con el añadido de ambos pasos hacen especialmente complicado formar el cortejo penitencial, cuya cruz de guía aparecía a la hora prevista bajo el dintel de la iglesia.

Junto al director espiritual formaba parte de la presidencia del concejal Bruno García, así como representantes de la cofradía delNazareno de la capital y del Ecce-Homo de San Fernando.

A las seis de la tarde salió el paso de misterio, tallado por el isleño Juan Antonio García Díaz y  pendiente ahora del dorado, en el que destacaban en ambos laterales las cartelas con los escudos de las cofradías de Columna y Nazareno, ambas hermanadas con la del Ecce-Homo.

Acompañaba al paso de misterio, cuya cuadrilla dirigía Juan Manuel Gallardo, la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Rosario de la capital gaditana.

Antes de la salida del paso de palio con las imágenes de la Virgen de las Angustias y San Juan, el hermano mayor, José Luis Rodríguez,  invitó a la viuda de José Pantoja, el habitual encendedor de la candelería del mismo, recientemente fallecido, a encender una de las velas y le entregó un ramo de flores, que emocionada ofrendó para la Virgen.

Asimismo, el capataz, Javier Reyes,  ofreció el martillo a Isidro Sánchez para que ordenase la primera levantá en el interior de la iglesia, con la que se iniciaba la maniobra para acercarlo a la puerta, de la que salió a ruedas cinco minutos antes de las seis y media de la tarde.

En la calle, una vez levantado el paso y antes de comenzar su periplo por la calle Novena hacia Valverde se tuvo un recuerdo especial para los marineros barbateños fallecidos a bordo del pesquero “Nuevo Pepita Aurora”.

Luego la banda de música Fernando Guerrero, de la localidad sevillana de Los Palacios interpretó la marcha “Ecce-Homo” con la que el paso inició su marcha hacia la Catedral para realizar la estación de penitencia en la Catedral, mientras que numerosas personas se congregaban en esa zona de la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios