Semana Santa

Perdón y Expiración regresan a sus templos

  • Las dos hermandades realizan el camino de vuelta con un sol imponente tras quedarse en la Catedral refugiados por el mal tiempo

Comentarios 2

Si a Expiración le llegan a decir que hoy no iba a correr ni una pizca de viento apenas unas horas después de que tuviera que refugiarse en la Catedral en la noche del Viernes Santo por el mal tiempo, no se lo creería.

Cuando ha salido hoy por la puerta principal del primer templo de la Diócesis a las diez y media de la noche había casi más gente que ayer en la plaza de la Catedral y, sobre todo, un sol imponente. La hermandad vinculada a la Guardia Civil inició su recorrido de vuelta a Santa María por la plaza de la Catedral, Pelota, plaza de San Juan de Dios, san Juan de Dios y el Campo del Sur.

Media hora antes que Expiración hizo lo propio el Perdón, que llevaba allí desde la Madrugada cuando también decidió refugiarse ante la previsión de lluvia.Los dos pasos del Perdón ofrecieron ayer imágenes inigualables por el Campo del Sur en su pequeño recorrido de vuelta hacia Santa Cruz con la luz del día y el mar de fondo.

Crónica del Viernes Santo

El Viernes Santo ha quedado incompleto después de que la cofradía de Expiración ha decidido quedarse en la Catedral sin completar la carrera oficial y sin volver a Santa María por el fuerte viento que había en esos momentos en la ciudad y el incremento de riesgo de lluvia.

De ese modo, cuando faltaban unos 15 minutos para las once de la noche, Expiración tomó esta decisión, siendo la segunda cofradía que quedaba refugiada en el primer templo de la diócesis, después de que en la Madrugada lo hiciera el Perdón. La hermandad vinculada a la Guardia Civil entendía que el regreso por el campo del Sur con el fuerte viento reinante entrañaba muchos riesgos para los dos pasos, por lo que decidió no seguir adelante. Previamente, ya decidió ceder el segundo puesto en el paso por la carrera oficial a Buena Muerte, que completó la carrera oficial pero acortando posteriormente su regreso a San Agustín.

Siete Palabras también completó la carrera oficial, pero en algunos tramos, como en la plaza de la Catedral, tuvo que ir a paso e horquilla por el fortísimo viento que había en esos momentos.Mientras tanto, Ecce Mater salió de Santiago y puso la cruz de guía en la calle con las insignias protegidas por plásticos, pero en ese momento empezaron a caer algunas gotas y se metieron de nuevo en la iglesia de Santiago.

Horas antes, Expiración tenía las emociones a flor de piel tras la muerte en el pasado mes de diciembre de Paco Vázquez, capataz del paso de Cristo. En Santa María querían que esta fuera una salida especial, inolvidable, dedicada alguien que estaba unido de una manera tan estrecha a esta hermandad vinculada a la Guardia Civil.

Entre la cuadrilla abundaban los abrazos y los sentimientos hasta que tocó la hora de la faena y el sucesor de Paco Vázquez, Juanma Díaz, ordenó la primera levantá dentro de la iglesia: "Hoy es el día para rezarle como sólo nosotros sabemos hacerlo. Hoy es el día para disfrutarlo y sufrirlo.Hoy es el día que cuando nosotros vengamos para arriba en el horizonte del Campo del Sur vea una sonrisa de nuestros dos amigos que se han ido y de nuestro capataz". El paso salió a la calle sin que se tocara la Marcha Real y con un crespón negro en uno de sus guardabrisas.

En la calle, la primera levantá la dio Manolo Vázquez, hermano del recordado ayer, y el primer tramo lo realizó a paso de horquilla sin ningún acompañamiento musical en señal de duelo.

Poco después enfilaba la Virgen de la Victoria por la puerta de Santa María sin la parte de los respiraderos que tienen las capillas y sin su faldones. Fuera también hizo la primera tirada en silencio y se dedicó a Paco Vázquez, protagonista en todo momento de esta salida procesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios