Hasta el Miércoles de Ceniza que viene

  • Los días previos a la Semana Santa llegan hoy a su fin · La Cuaresma ha dejado muchos aspectos positivos, destacando principalmente la ausencia de circunstancias extraordinarias o de polémicas de años anteriores

A la Cuaresma se le ha cantado muchas veces. Para la memoria de los cofrades quedan textos o proclamas como El gozo de las vísperas o Quedémonos ahí. Y es que son muchas las voces que reconocen que los días previos a la Semana Santa, aquellos que median entre el Miércoles de Ceniza y el Domingo de Ramos, son los mejores del año para los cofrades. Y ese tiempo finaliza hoy, habiendo dejado en Cádiz semanas de cultos, montajes, carteles, pregones, debates, ensayos... y todo un cúmulo de preparativos en el interior de los templos y las casas de hermandad para lo que a partir de mañana saldrá a la calle.

¿Pero cómo ha sido la Cuaresma de este año? En líneas generales las últimas semanas han transcurrido en la misma sintonía que años anteriores, aunque algunas voces de la ciudad dicen haber percibido cierto vacío cofradiero en la ciudad.

En el apartado de cultos, la mejor noticia es que todos se han desarrollado con normalidad -salvando algunos cambios de fecha que provocó la presencia en la ciudad de la cruz de los jóvenes del Papa Juan Pablo II-. Para estos triduos y quinarios, muchas hermandades se han afanado en exornar altares que han resultado muy lucidos; y en otros casos ha predominado la sencillez y escasez de enseres.

Otra importante actividad en estas semanas ha sido la de los actos en torno a la Semana Santa, donde cobran especial protagonismo entidades o asociaciones de la ciudad, estén o no vinculadas a las cofradías. En este apartado, es de destacar la programación de la asociación de cargadores Virgen de la Victoria, con interesantes conferencias o mesas redondas sobre diversos aspectos. Y también es muy positivo la amplia difusión de carteles anunciadores, que sirven para vestir las calles y escaparates de fotografías o pinturas cofradieras.

Un hecho que sigue repuntando con el paso de los años es el traslado de las imágenes titulares a sus respectivos pasos procesionales. De un tiempo a esta parte, las cofradías están apostando por hacer estos actos de forma solemne y ante la presencia de sus hermanos y público en general, lo que sin duda sirve como otra vía de acercamiento de la sociedad a la actividad que realizan las hermandades. Y la respuesta -a juicio de las sensaciones en cofradías como Vera-Cruz y Sanidad- confirma lo positivo de estos actos.

Y relacionado con esto último, es destacable también los calendarios de montaje de pasos que están desarrollando muchas cofradías. El trabajo -la mayoría de las veces nocturno- de las mayordomías ha logrado que en los últimos días ya puedan contemplarse muchos de los pasos de la Semana Santa completamente montados, a falta únicamente del exorno floral. Y eso revierte en un atractivo más del patrimonio religioso, precisamente en unos días donde la ciudad está siendo invadida por turistas. De hecho, lo ideal es que días de presencia de varios cruceros (como mañana domingo) las iglesias permanecieran abiertas toda la jornada mostrando sus altares, su arquitectura y también sus pasos procesionales.

Los actos más importantes de este tiempo (vía crucis y pregón, principalmente) han resultado todo un éxito, destacando la normalidad y el buen desarrollo tanto el primer lunes de Cuaresma en la Catedral y en los traslados de Medinaceli a Santa Cruz como el domingo pasado con las palabras de Miguel Morgado en el Falla.

Y a todo ello se suma la ausencia de polémicas que otros años han empañado la Cuaresma y que en esta ocasión han permitido disfrutar de este gozo de las vísperas. Ahora sólo queda esperar hasta el Miércoles de Ceniza que viene...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios