Hermanos de Columna van a pedir un cabildo extraordinario

  • Presentarán más de 60 firmas para que el traslado del Resucitado en furgoneta sea aceptado o rechazado por acuerdo

La salida procesional del Resucitado este año, que de nuevo será trasladado en furgoneta a la Catedral, no ha sentado nada bien entre los hermanos de la cofradía de Columna. Tanto es así, que van a pedir la celebración de un cabildo extraordinario de forma urgente "por la problemática sobre el traslado de la imagen", según consta en el escrito que será enviado al hermano mayor, Luis Benítez. Una medida para nada usual en las hermandades de Cádiz que responde, sin duda, a la desaprobación de parte de la cofradía a que el Resucitado se traslade en furgoneta a la Catedral, en lugar de hacerlo en procesión o al menos en parihuela a primera hora del Domingo de Resurrección, para presidir en la Seo el pontifical.

El grupo de hermanos que ha puesto en marcha la recogida de firmas, que entregarán esta semana en la hermandad, aseguraba ayer que ya habían recibido más de sesenta rúbricas de otros tantos hermanos de Columna con derecho a voto. Estos cofrades, entre los que se encuentran la junta de gobierno -que precisamente fue destituida de su cargo a raíz del enfrentamiento con el párroco y director espiritual por el traslado del Resucitado- entregarán hoy o mañana las firmas en la hermandad, para que el cabildo extraordinario se convoque con la mayor urgencia posible. Al mismo tiempo, enviarán copia al Consejo de Hermandades, para que este órgano tenga también constancia de la solicitud realizada por los hermanos y vele por el cumplimiento de la normativa para que la convocatoria se haga efectiva.

Este supuesto de celebración de un cabildo extraordinario que sea solicitado por los propios hermanos de la cofradía viene recogido en el Estatuto Base de las Hermandades, en el capítulo tercero del mismo, Cabildo general extraordinario. El artículo 40 de este documento legislativo se establece como una de las tres opciones para que se celebre este cabildo extraordinario "cuando lo soliciten por escrito dirigido al hermano mayor el 15% del número total de hermanos con derecho a voto".

Según uno de los portavoces del grupo de hermanos que exigirá la celebración del cabildo, este 15 por ciento que reglamenta el estatuto base se conseguiría con cuarenta o cincuenta firmas "según nuestros cálculos, porque lógicamente no disponemos del censo para saber con exactitud cuántas firmas son necesarias". En las elecciones en las que salió elegido hermano mayor Juan Antonio Laluz (posteriormente destituido por la autoridad eclesiástica), este porcentaje se conseguía con unos setenta hermanos. No obstante, este grupo asegura que el número de hermanos ha bajado estos dos años considerablemente, por lo que dan por seguro que con las más de sesenta cubrirán el número requerido para que el cabildo se lleve a efecto.

En el Secretariado de Hermandades aseguraban ayer que con este requisito, "es muy difícil que no se celebre el cabildo", puntualizando que para que tenga validez deben acudir al menos el 75 por ciento de los hermanos que hayan firmado, como establece el artículo 41 de las normas diocesanas de hermandades.

Lo que no queda del todo claro es que ese cabildo, en caso de convocarse, se haga antes de Semana Santa, que es lo que pretenden estos hermanos para evitar el traslado en furgoneta del Resucitado que tanta polémica ha levantado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios